Inicio / Predicas cristianas / ¿Teniendo un espíritu Diferente?

¿Teniendo un espíritu Diferente?

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Números 13:1-3 y 25-33 y 14:9

Introducción:

Moisés saca a Israel de Egipto después de 430 años de esclavitud, los lleva por el desierto y cuando están a metros de entrar a la tierra prometida, Dios le dice, Moisés, no entres todavía, vas a ir a explorar la tierra, Moisés toma doce príncipes, les dice, vayan y exploren la tierra, los doce príncipes entraron en la tierra, la exploraron toda en cuarenta días y cuando volvieron para dar el informe, volvieron con unos higos y uvas gigantes.

1. Todos influenciamos a alguien y somos influenciados por alguien

Anuncios

Están todos esperando el informe, cómo será la tierra, después de tanto que sufrimos en Egipto y los doce empiezan a contar, y dicen, la tierra es buenísima, hay leche, miel, es extraordinaria, y de pronto dos de ellos, Josué y Caleb, les dicen, no hablemos más, entremos a la tierra que Dios nos prometió, cuando dicen eso, diez de los doce empezaron a quejarse, no, no se puede, es muy difícil, hay gigantes, está complicado, vamos a sufrir.

Y Josué y Caleb vuelven a interrumpir y dicen: Vamos a entrar porque esto es pan comido, porque Dios no está con esos gigantes, Dios está con nosotros, y los diez empezaron a quejarse más, no, la tierra traga a los moradores, es complicado, y se contaminó todo el pueblo, seiscientos mil se enojaron, agarraron piedras, querían matar a Moisés.

¿En qué grupo estás, en los diez que dicen que no o en los dos que dicen que sí? ¿Quién te influencia, los diez que dicen que no o los dos que dicen que sí? ¿En qué grupo estás, en los que dicen que no o en los que dicen que sí? ¿Cuántos estamos en los que decimos que sí, en los que decimos que se puede?

Estos diez influyeron sobre toda la gente, por ejemplo a nosotros muchas veces nos influencia la multitud, cuando te pierdes ¿qué haces? Lo que hacen todos van donde va el montón de gente, seguí a la multitud, todos van para allá y tu vas para allá, le preguntas al del al lado dónde va, no sé, yo te sigo a vos, ¿sabe por qué ocurre eso? Porque uno va para donde va el montón.

Por eso te dicen, llame ya ahora a los teléfonos y si le da ocupado, siga insistiendo ¿Por qué te dicen que les da ocupado? Porque te están diciendo, eres el único que no está llamando, todo el mundo está llamando, porque la masa es influencia, hay otro nivel de influencia, en cualquier cosa que nos quieran vender está la chica comiendo el yogurt, después te comes el yogurt, pero no te ves como la chica, porque ella prácticamente no come y ves eso porque te lo venden.

O usas el desodorante y vienen todas las mujeres al lado tuyo, porque lo seductor vende, la belleza vende, te ponen una chica linda porque creemos que lindo es igual a feliz, ella no tiene problemas, y nosotros no pensamos que esa chica linda tiene depresión, tiene dramas, tiene baja estima, entonces nos meten todas esas ideas.

Por ejemplo, la propaganda en que está la chica hermosa con las zapatillas y que dice: Camino con estas zapatillas y tengo este cuerpo, esa chica casi no come desde que nació, está todo el día en el gimnasio y decís, dame las zapatillas las voy a usar hasta para dormir y no bajás de peso, porque todo eso es influencia.

Anuncios

También está la influencia de la gente negativa, el miedo influye, la gente negativa se llama pasiva agresiva, son personas que te dicen que sí pero por dentro te dicen que no, como tienen miedo de decir que no, te dicen que sí, pero guardan la bronca y con la bronca te pasan factura, son las personas que te sonríen pero por dentro les da bronca hacer lo que les pediste que hagas, se llama pasivo-agresivo.

Hay algunas características que descubrió un psiquiatra en el ejército, él le decía al soldado, vaya y el soldado tardaba horas, decía, ¿por qué si me dijo el soldado que iba a obedecer tardaba horas? Porque con la boca dijo que sí pero por dentro dijo que no, hay un niño, que la mama le decía: Siéntate, me siento pero por dentro estoy de pie, es esa gente que como tiene miedo a expresar, a confrontar te dicen que sí y guardan la bronca.

Los doce entran a la tierra y dos dicen: Que sí y diez dicen: No se puede entrar a la tierra, los dos dicen, vamos a entrar porque Dios está con nosotros y los diez dicen, no, no vamos a entrar, hay gigantes, y dice la Biblia que Dios se enojó, porque la gente negativa cansa hasta a Dios, Dios lo llamó a Moisés y le dijo: Los voy a exterminar a todos.

Moisés le dijo: No Señor, no lo hagas, no los mates, Dios dijo, está bien, pero no van a entrar a la tierra prometida, van a dar vueltas cuarenta años en el desierto y no van a entrar a la tierra, pero Josué y Caleb, los que dijeron que sí, los que tuvieron una buena actitud van a entrar con los hijos menores de veinte años de esa generación.

Yo estuve del lado de los diez, sé lo que es hablar de un Dios y que no pase nada, sé lo que es dar vueltas en el desierto, estuve mucho tiempo, no te lo recomiendo, y ahora que estoy del lado de los dos te digo, vente de este lado, vamos a hacerlo como pan comido, vamos a entrar a la tierra de las promesas, vamos a entrar en los sueños que Dios nos ha dado porque mayor es el que está con nosotros que los gigantes que están en la tierra.

2. Hay un momento en que hay que definirse

Anuncios

Y va Moisés y le dice a todo el pueblo, dice Dios que no van a entrar a la tierra, se pusieron a llorar y cuando lloraron dijeron, queremos entrar ahora ¿Cómo? Cuando fueron a explorar la tierra y volvieron dijeron que no se podía entrar, y ahora que Dios dice que no van a entrar quieren entrar, es gente que le lleva la contra y Moisés les dice: Ustedes quieren entrar, Sí, ahora dile a Dios que nos acompañe.

Dios dice no, ahora no los va a acompañar, lo hartaron, y dice la Biblia que estos diez quisieron entrar con el pueblo, pero fueron vencidos y huyeron, hay un momento en que hay que definirse, hay un momento donde Dios dice, quiero que te juegues, si vas a estar con los diez o vas a estar con los dos, yo he decidido que estemos todos con los dos, que seamos como Josué y Caleb que dicen, vamos a entrar a la tierra.

Josué y Caleb tenían tres características, si quieres influenciar, porque todos influenciamos a gente, si queremos influenciar positivamente debemos tener las tres características de ellos. Primero: Compromiso. Josué y Caleb dijeron, estamos comprometidos a seguir adelante, en el estrecho de Gibraltar los españoles labraron en una roca en latín nec plus ultra, no hay nada más allá.

Ellos pensaban que después de Gibraltar se caía el mundo, pero Colón descubrió América y los españoles imprimieron en las monedas plus ultra, más allá, hoy necesitamos que alguien se levante con el cincel de la Fe y tache eso que te dijeron, no, no al milagro, no a la prosperidad, que alguien tache el no y diga, sí a la prosperidad, sí a la bendición, si a la abundancia, si a lo grande que Dios quiere darnos.

Yo tengo un compromiso, un proyecto, tengo un sueño, y no me voy a morir en el desierto, si Dios me sacó no es para morirme acá, es para entrar a la tierra de bendición y tengo un proyecto y estoy comprometido, no seas como la burra que le pusieron alfalfa de un lado, heno del otro lado y la burra decía, como el heno, no, la alfalfa, no, mejor el heno, no y se murió.

Hay gente que dice, sigo a Dios, no, mejor no, mejor acá, no, mejor sí, no mejor acá y se van a morir, tiene que haber un momento en que te comprometas, quiero decirte, sé que todavía no hemos aterrizado en la tierra de bendición, pero hay una voz que nos está guiando, es la voz del Espíritu Santo que nos habla al oído de la Fe y nos va a guiar, porque si estamos comprometidos a la larga o a la corta lo vamos a lograr.

Evander Holyfield, el boxeador decía, cuando mi contrincante entrenaba cinco horas, yo entrenaba siete, cuando corría treinta kilómetros, yo corría cuarenta, porque tengo un compromiso con mi llamado, el apóstol Pablo llegaba a una ciudad, predicaba, le tiraban piedras, se levantaba, se iba a otra ciudad, predicaba, le tiraban piedras.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Predicas Cristianas.. Desechando toda malicia

Desechando toda malicia

Predicas Cristianas.. El tema de la envidia es muy serio y es oportuno tratarlo con frecuencia. Pues grandes conflictos de relaciones humanas brotan desde el manantial de la envidia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *