Inicio / Predicas cristianas / Daniel, uno que pudo.. Sermones Cristianos

Daniel, uno que pudo.. Sermones Cristianos

Predicas Cristianas… Sermones Cristianos

Texto: Daniel 1:1-8

Introducción:

Estos son tiempos de vivir el evangelio del reino de una manera radical, es decir, si caminamos en este, lo hacemos en serio, al modo de Dios ¿Cuantos me pueden hablar algo de Daniel? El de la Biblia…

Daniel interpreta el sueño del Rey, Daniel en el foso de los leones, los amigos de Daniel en el horno de fuego, sin lugar a dudas estas historias son las primeras que se nos vienen a la mente, son historias conocidas por todos.

Anuncios

En una oportunidad en una fiesta muy formal, todos de smoking, la casa muy elegante, todos vestidos muy bien, un hombre se le acerca a una mujer muy guapa y le dice muy discretamente, ¿Ud. saldría conmigo por un millón de dólares?

La mujer, con una sonrisa, responde, lo pensaré, unas horas más tarde en la misma fiesta el mismo hombre se acerca otra vez a la misma mujer y le dice: ¿Saldrias conmigo por 100 dólares? Ella, indignada, le responde muy enojada, ¡Qué crees que soy! El hombre le dice: Ya hemos establecido lo que eres, estamos negociando el precio, nada más.

1. ¿Cuál es tu precio?

Si alguien te ofrece poder o riqueza o comodidad o fama, ¿a qué punto dejas tus convicciones, dejas tus principios, abandonas inclusive tu Fe y tu testimonio para obtener lo que se te ofrece? ¿O lo que crees que necesitas? ¿Cuál es tu precio? Te quiero contar la historia de un joven como cada uno de nosotros, que nunca negoció sus creencias ni valores.

Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la comida del rey

Daniel venia de otra región, de otra cultura, de otras formas de vivir la vida, y estas formas si agradaban a Dios, Daniel fue llevado cautivo o prisionero de Jerusalén a Babilonia, estaba en un lugar desconocido, lejos de su casa y más encima prisionero.

Lo que yo les quiero mostrar esta noche es que, Si se puede ser diferente y vivir una vida cristiana en este mundo corrupto y lejos de Dios, la única manera de entrar a aguas profundas es decidir no contaminarse, el rey mandó que trajesen de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes.

Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos, al llegar a la universidad tanto Daniel como sus compañeros gozaron de los privilegios de cualquier otro estudiante.

Anuncios

Y en su buena intención, Nabucodonosor proveía de los mejores manjares a esos estudiantes que un día llegarían a ser grandes políticos en su gobierno, pero Daniel sabía que esos alimentos no eran los más saludables y tampoco se ajustaban al plan establecido por Dios, Daniel no solo sabía que no debía contaminarse con la comida del Rey, sino que también acompañó su creencia con una acción.

El dijo: No y No, tanto Daniel como sus compañeros, fieles a su compromiso con Dios, rehusaron participar de los alimentos del rey, pero siempre de una forma amable y educada.

Daniel sabia hasta donde podía compartir con la cultura en la cual estaba viviendo y el no se iba a dejar llevar por la corriente.

¿Sabes por qué? él era un joven de integridad, la palabra integridad significa: Estar completo en todas las partes, honrado, probado, significa: Tener una sola vida, en la casa, en el trabajo, en la calle y en la iglesia, la integridad solidez; adherencia a un código de valores; la cualidad o estado de ser completo o indiviso, de una sola decisión.

2. Apartado para Dios

Daniel se halló como un joven muy lejos de su hogar y en circunstancias negativas, lo secuestraron de su país natal y llevaron al país conquistador de Babilonia, donde lo seleccionaron como candidato en una preparación en la corte del rey, allí su carácter personal y convicciones religiosas fueron inmediatamente sometidas a prueba, su integridad personal lo sostuvo y le aseguró una posición en el palacio del rey.

Los babilónicos estaban tratando de cambiar la mentalidad de estos judíos, educación nombre, idioma, cultura, dieta ¡Imagínense los pretextos que Daniel pudiera haber usado para abandonar su Fe, parece que Dios ya no nos ama, estoy lejos de casa, desubicado, Dios va a entender si no soy fiel, todos los demás lo hacen, porque yo no.

Anuncios

Mira, realmente unas leyes acerca de la comida no son muy importantes Dios me perdonará, el entiende que me siento solo, si voy a tener influencia aquí, no quiero que se enoje el Rey No, pues, mis padres no van a saber, hay que adaptarse a la cultura, hay que identificarse con los Babilonios ¿Saben? Es exactamente lo mismo con nuestras vidas.

Somos ciudadanos de otro país, ¿no es cierto?

Somos ciudadanos del cielo, hablamos un idioma diferente, tenemos una cultura diferente, tenemos un vocabulario diferente, tenemos otra mentalidad, otra perspectiva, somos hijos del cielo, hijos del Rey ¿Pero saben qué? Vivimos en un mundo que está en nuestra contra.

Nunca ha dejado de asombrarme el hecho de que los cristianos tenemos que desarrollar cierta clase de visión selectiva que nos permite estar profunda y sinceramente envueltos en las actividades de la iglesia y, sin embargo, somos totalmente distintos en las cosas diarias de nuestras vidas, como el colegio, la Universidad, en nuestra casa, con nuestros vecinos.

  • Nada te puede lastimar sino el pecado
  • Nada te puede entristecer sino el pecado
  • Nada te puede hacer caer sino el pecado

Cuídate del pecado, alma mía, las pequeñas cosas, son las que nos harán grandes cristianos, las pequeñas decisiones de integridad hoy, nos darán la victoria contra Satanás mañana.

Es difícil actuar con integridad cuando no estás seguro de lo que crees.

Pero si estás convencido plenamente de algo antes de actuar, podrás actuar de acuerdo a tus creencias, es como conocer las reglas del juego antes de que comiences a jugar, la Biblia es nuestra regla de Fe y conducta en nuestra relación personal con Dios y con los demás.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Bosquejos Biblicos - Requisitos para poder ver el cielo

El verdadero poder

Predicas Cristianas.. El poder de Dios es una realidad que nadie puede negar cuando llega a comprender lo que éste significa y como actúa, pero si alguien...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *