Inicio / Predicas cristianas / La bendición de tu cobertura

La bendición de tu cobertura

Predicas Cristianas… Sermones Cristianos

¡La bendición de tu cobertura, te abre camino en el Campo!

Texto: Rut 2:1-23

Introducción:

Si Ud. no ha visto dominio, multiplicación y expansión, tierra y gente, yo quiero decirle que estamos en la recta final para ver la manifestación de Dios con respecto a toda la palabra profética que hemos recibido en todos estos años, para que en los próximos meses se nos manifieste a nosotros.

1. Si vamos a gobernar y vamos a preparar una generación que gobierne, tenemos que estar dispuesto a renunciar a Moab

Anuncios

Para poder entender esta historia es necesario hacer un recuento del (capítulo 1 de Rut) Hubo hambre en Judá, Elimelec escapó de la hambruna con su familia a Moab para encontrar un mejor tiempo, luego viene la desdicha que les ocurrió, el retorno a su tierra y la llegada de un nuevo tiempo para su nación así como para Noemí y Rut.

Rut entendió que respetar cobertura le traería bendición y un destrabe completo en su vida, por eso hizo pacto con Noemí. (Rut 1:16, 17)

La amargura es un mal que distorsiona el sentido común y la visión de la gente, Noemí culpó al Señor de todo su mal, de toda su pérdida, de toda su desgracia, pero nunca se dio cuenta que Dios la estaba devolviendo de Moab, del sitio de su desgracia, a un tiempo nuevo de bendición.

En Moab Noemí pierde su marido, sus hijos, todo lo que había logrado conquistar por años en Belén, ahora lo pierde todo en Moab ¿Qué representa Moab?

Moab representa una forma de pensamiento antagónica, representa una mentalidad de robo, que te limita, que te mata, mata tu presente, tu esperanza, te destruye.

Esta es una mentalidad de robo que le limitó el presente a Noemí, le limitó su esperanza y le limitó su futuro, esta mentalidad de robo le limitó su productividad, le mató a sus hijos, esta mentalidad de robo te limita tu familia, tus finanzas, tu productividad, limita tu futuro, tu esperanza, tu linaje, tu cobertura.

Es la misma mentalidad que teníamos antes de llegar al reino de Dios, cuando llegamos estábamos con las manos vacías, con todo roto y destruido, por eso tienes que renunciar a esa mentalidad que te ha venido robando, destruyendo y matando todo lo que has logrado en Dios, llámese familia, matrimonio, hijos, recursos, finanzas. ¡Renuncia a Moab!

Por eso el Ap. Pablo decía en (Rom. 12:2) No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento y renovaos en el espíritu de vuestra mente.

Anuncios

No puedes vivir en Belén, queriendo que se manifieste la bendición de Belén, de un nuevo tiempo, mientras aún tienes pensamientos de Moab que dominan tu mente, si piensas así todo lo que Dios te dé lo terminarás echando a la basura por estar dominado de esos pensamientos paganos.

Cambia tu manera de pensar para que cambie tu manera de vivir, tenemos que renunciar a Moab; ese pensamiento que nos vive limitando; porque podemos estar en el reino, cantar, adorar, escuchar la palabra, y al salir seguimos con la familia destruida, porque no hemos cambiado cosas en nuestro mundo pensante.

2. Si vamos a gobernar y levantar una generación que gobierne, tenemos que tener la firme determinación de salir de nuestro metro cuadrado llamado desgracia. (Rut 2:1-2 LEER)

Mucha gente hoy vive encerrada en su desgracia del ayer y pierde de vista la oportunidad que Dios le está presentando hoy, la amargura te roba la visión, la amargura no te deja ver lo que Dios quiere hacer contigo, la amargura te hace culpar a Dios por circunstancias que te suceden.

Y no te das cuenta de que Dios te quiere sacar de Moab (de tu desgracia) para introducirte en un nuevo tiempo de gloria, de bendición y de esperanza.

Noemí se encerró en su dolor y su fracaso, Noemí se encerró en los recuerdos del ayer y se olvidó de su hoy; lo peor fue que no hizo nada para cambiar de su estado de amargura a uno mejor.

Anuncios

En cambio Rut tenía otra actitud ante la misma circunstancia, mientras Noemí se encerró en su amargura, en su metro cuadrado llamado desgracia, Rut veía los campos listos para la siega, veía que había recursos, finanzas, prosperidad, trabajo, por lo que le pidió a Noemí salir a prosperar a los campos porque ella sabía que lo que perdió en Moab Dios se lo devolvería en Belén.

Lo que Moab te robó en un tiempo pasado, Dios te lo devolverá multiplicado en este tiempo.

Debes entender que si perdiste tu familia, si perdiste todo y Dios te saca de Moab a Belén, es que te está sacando del dominio de aquello que te limita, de lo que te roba, de lo que te mata, para hacerte entrar en nuevo tiempo de bendición, de esperanza y oportunidad.

Dios no está en el negocio de echarte en cara lo que hiciste o dejaste de hacer; al contrario, lo que Moab, el pensamiento equivocado te robó, en el reino te será devuelto y tu goces de abundancia, de prosperidad, de vida, de bendición y de alegría, Rut pasó de perderlo todo a gobernar junto a un juez porque no se encerró en la amargura.

Si no sales del metro cuadrado de amargura, se pone en duda que puedas gobernar en los próximos años, porque vivirás echándole la culpa a todo el mundo de tu desdicha, incluso a quien te sacó de Moab para llevarte a Belén, no podrás ver que los campos están listos, ni los planes de bendición que Dios quiere hacer con tu vida, porque la amargura te roba tu visión de futuro.

La amargura te lleva a vivir en rencor

La amargura te lleva a vivir en rencor, culpando a Dios, dando lástima en todo lugar, te vuelve un mendigo, de dinero, de amor, de aceptación, de atención, de todo, Noemí encerrada en su fracaso, en su dolor, en su ayer, en su pasado, perdió de vista su hoy, su presente y su futuro, no podía ver que Dios la estaba sacando de su pasado.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *