Inicio / Predicas cristianas / Cuando Dios te hace Fuerte

Cuando Dios te hace Fuerte

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Éxodo 15:22-27

Introducción:

Esta noche declaro que sobre mí vendrá el Espíritu Santo y hará la obra completa, y al salir de acá todo lo que estaba incompleto será completado; lo declaro hecho esta para la gloria de su nombre, cuando yo quiero lograr algo, y en el camino me aparece una piedra, un obstáculo, una dificultad, eso produce frustración.

¿Cuántos hemos tenido una frustración? Todos, quieres llegar a un lugar, tienes un embotellamiento en la avenida; quieres lograr algo, no tienes plata; quieres hacer algo y te enfermas, piedras hay de todos los colores, sabores y olores; todos en algún momento vamos a tener frustración.

Anuncios

Y frente a esas piedras en el camino, podemos enojarnos, patear la piedra, enojarnos con nosotros, enojarnos con Dios, con el otro, podemos quedarnos llorando, nos puede agarrar una amargura muy grande, por qué me pasa todo a mí, decís, por qué me sucede esto, o bien podemos caminar sobre las piedras y llegar al destino.

Y en esta noche vamos a ser fortalecidos, porque vamos a caminar sobre todas las dificultades que aparezcan a mitad de camino hasta que Dios nos lleve a Elim. En Elim había palmeras y había doce fuentes de agua, y esa va a ser la meta donde Dios nos va a llevar esta noche: al descanso y a la prosperidad.

Cuando uno no tiene tolerancia a la frustración -no tiene fuerza interna- cualquier mosquito te va a derribar; entonces lo que Dios va a hacer no es sacarnos la piedra, sino levantarnos la tolerancia; va a levantarnos la fortaleza, hacernos más fuerte por dentro, Dios te va a sacar de Egipto, te va a llevar a la tierra de los sueños, pero en el camino va a haber aguas amargas.

Dios no nos va a sacar las aguas amargas de tu camino, porque las aguas amargas están puestas para entrenarte y que no te amarguen, hoy nos vamos a ir con el corazón contento, lleno de alegría y Dios nos va a llevar en esta noche a un nivel de tolerancia grande poderoso y fuerte, diga: Esta noche seré fortalecido, porque estar fortalecido es un poder que Dios usa.

Primera enseñanza: Cuando salieron de Egipto caminaron tres días, y Moisés los llevó por el desierto de Sur, Sur quiere decir: Pared; y el desierto de Sur quiere decir pared, investigué y resulta ser que los egipcios nunca entraban en ese desierto; ellos no entraban ahí porque era como una pared para ellos.

1. Dios nos llevará a entrar donde nadie se anima a entrar

Dios te va a hacer entrar en los desiertos donde los otros huyen; Dios va a hacer que hagas los negocios que otros no se animan a hacer; Dios te va a meter en los lugares donde los egipcios tienen miedo de entrar; pero tú y yo vamos a entrar, vas a entrar en los lugares que parecen una pared, pero Dios va a hacer que los atravieses.

Anuncios

Dios te va a meter en los lugares, en los negocios, en las situaciones donde nadie se anima a entrar; pero vos y yo vamos a entrar, y en ese lugar no vamos a morir sino que vamos a vivir, cuando Israel salió de Egipto llegaron al mar Rojo, los egipcios los perseguían detrás; y dice que Dios les abrió el mar Rojo ¿Por qué Dios les abrió el mar Rojo? ¡Porque llegaron al mar Rojo!

Tu tienes que llegar al lugar de tu imposible, tu tienes que ir donde tienes miedo de ir, para que Dios te lo abra delante de tus ojos y saltes de alegría y festejes que Dios está contigo, tienes que ir al mar, a los lugares que durante años has huido, porque allí donde te pares, delante de tu imposible, donde nadie se anima a pasar, Dios te lo va a abrir.

Estoy predicando a tu espíritu, la gloria de Dios está activando tu fortaleza, vea usted, yo nunca acepto los techos de los demás; cuando alguien te da una excusa tú no la aceptes, porque si tú aceptas la excusa del otro, se bloqueó tu Fe. Ejemplo: Si a mí viene alguien y me dice: Pastor, yo no vengo seguido porque vivo muy lejos y yo le digo: Ah, tienes razón, vivís lejos, mi Fe ya no funciona para la gente que vive lejos.

Si a mí viene alguien y me dice: Es que yo no me comprometo con Dios, la gente ya no se compromete, si yo creo en ese techo, mi Fe ya no funciona para la gente que no se compromete, pero yo digo: Ese es tu techo; yo digo que la gente que no se compromete se va a comprometer, y yo creo que la gente que vive lejos va a venir.

Ay, sabe pastor, no vine porque tenía frío, y yo digo: Uy, tienes razón, mi Fe ya no funciona para la gente friolenta, cuando alguien viene y me da una excusa, yo no sé la acepto, porque su excusa es el techo a mi Fe; la excusa del otro bloquea tu Fe para que no pueda funcionar en esa áreas donde el otro cree que no va a funcionar, diga: Dios me va a llevar donde nadie se anima a entrar.

Diga: Él adiestra mis manos para la batalla; en mis manos hay diez dedos, y El adiestra diez dedos; quiere decir que por cada batalla, diez soluciones divinas vendrán para mí; por cada crisis económica, diez soluciones vendrán para mí; por cada conflicto, diez soluciones vendrán para mí; porque Él adiestra mis manos para la batalla, mis dedos para la guerra, para entrar donde nadie se anima a entrar y salir en victoria.

Anuncios

Lo segundo: Moisés los saca y los lleva al desierto de Sur, que estaba en el sur; para ir a la tierra prometida tenían que ir al norte, y Moisés los lleva al sur, al camino más largo, si Moisés los tenía que llevar al norte, ¿para qué los lleva al sur, si el sur era el camino más largo? porque ellos iban a ser entrenados para sostener sus bendiciones.

Serás entrenado por el camino más largo para poder sostener tu bendición, y Dios nos da belleza y nos da talento, pero depende de nosotros que nos preparemos, nos entrenemos para poder sostener lo que Dios nos ha regalado; porque no sirve de nada que Dios te de un ministerio económico y de vuelta te pongas en deudas; no sirve de nada que Dios restaure tu matrimonio y tu no sepas mantener tu matrimonio con buen carácter.

Diga: Dios me va a llevar por el camino más largo para ser entrenado, porque desde que Dios te llama hasta que Dios te envía, Dios te entrena, Moisés fue llamado a los cuarenta pero fue enviado a los ochenta, porque durante cuarenta años tuvo que ser entrenado, por eso la gente que no se deja enseñar, no tiene mentores, no quiere crecer, no quiere aprender.

A esa gente ya le profetizo su derrota; porque la Biblia lo dice: Sin entrenamiento no vas a poder sostener nada ¿A qué edad fue llamado Jesús al ministerio? A los doce; ¿y a qué edad fue enviado?, a los treinta ¿Qué hizo esos dieciocho años? Prepararse, entrenarse, Pablo fue llamado, pero cuando fue enviado, tres años después estuvo sólo en el desierto siendo entrenado, tenemos que entrenarnos; tienes que prepararte en todas las áreas, para que puedas sostener todo lo bueno que Dios ha puesto dentro tuyo.

Resulta que contratan a un hombre porque no andaba el motor de un barco; fue el hombre, saca un martillito, golpea y el motor empieza a funcionar. Y dice: Listo; mis honorarios son mil dólares; ¡eh, usted está loco! Si solo le dio un golpecito y nada más; detálleme cuál fue su trabajo. Entonces responde: Por golpear con el martillo, un dólar; por saber dónde golpear, novecientos noventa y nueve.

Sin entrenamiento hacemos tonterías, sin entrenamiento nos frustramos, y Dios nos va a entrenar en la escuela de los grandes ¿cuántos queremos jugar en primera?

Tendrás el entrenamiento de un jugador de primera, yo no estoy en esta iglesia para ver qué pasa, nosotros estamos para hacer que las cosas pasen en el nombre del Señor ¿Habrá alguien que dice: Yo voy a ser entrenado para las grandes ligas, para los grandes torneos, los Roland Garros de la Fe?

2. Nunca me olvidaré de mi último milagro

Ellos salen de Egipto; caminan en medio del mar; vienen los egipcios y se cierra el mar ¿qué hace María? saca la pandereta y empezaron a bailar, tres días bailando, pasaron tres días, y llegan a Mara que quiere decir amarga, encuentran agua, tienen sed pero estaba amargo; y se empezaron a quejar, ¿por qué? porque se olvidaron de su ultimo milagro.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *