Inicio / Predicas cristianas / Dios mío, estoy aprendiendo a Vivir

Dios mío, estoy aprendiendo a Vivir

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Filipenses 4:10-13

Introducción:

Cuando tu pasas momentos duros, de soledad, de lucha espiritual, no oyes a Dios que te socorre ni ves al Espíritu Santo que viene en tu auxilio, cuando miras hacia arriba y no te queda nada y caes en la cuenta que solo esta Dios, cuando lo que creías seguro resulta que no es tan así, y solo tu dependencia es Dios, tú no puedes más que exclamar, ¡Dios mío, estoy aprendiendo a vivir!

1. Todos debemos madurar

Anuncios

Nadie puede vivir sin crecer emocional y espiritualmente, no puedes morir sin aprender a vivir, es cierto que después de la vida hay algo más, la eternidad, pero el Señor nos dio esta vida para que la aprovechemos, Dios tiene que ver con ambas vidas, Su plan se cumplirá acá en la tierra.

Ojalá puedas decir como el apóstol Pablo: Sé vivir, he aprendido, puedo tener escases y abundancia, he sido enseñado y lo mejor, todo lo puedo en Cristo que me fortalece, las dificultades que hemos afrontado nos han enseñado a crecer y ser fuertes, es imposible aprender sin malos momentos, debemos sacarles provecho para aprender a pensar, resistir y ser sólidos en Cristo.

Te daré tres claves para ser mejor y aprender a vivir.

1° Orar (Filipenses 4: 6-7) Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

De nuevo el Señor nos insiste en la necesidad de orar y pedir, y ahora hace énfasis en que nuestra petición debe ser notoria, no me cansaré de decir que Dios quiere escuchar nuestras peticiones, otro mensaje claro es no afanarnos por nada, la oración se lleva el afán y produce una paz que da descanso, cuando oramos pidiendo resolver lo que nos afana, estamos demostrando nuestra Fe y nace la confianza.

Repítelo hasta que lo entiendas, hay que orar por todo y no afanarse por nada, por ejemplo, ante un problema económico, primero debes orar para que el Señor te ayude a administrar tus ingresos y ser más ordenado, la sensatez será el primer milagro, Dios te hará ver que tal vez no es el momento de comprar ciertas cosas, y así poder ahorrar para lo que si realmente será importante.

En el momento que seas más ordenado con tus finanzas, podrás pedir que se incrementen tus ingresos, cuando dejes de ser un inmaduro pidiendo milagros, recibirás lo que necesitas, cree y deja de afanarte, haz la petición correcta para que se vaya el afán, si estás enfermo, pide sanidad pero antes ruega por un cambio de hábitos que te ayuden a vivir y comer mejor, el primer milagro será comprender que debes comer sano y cuidarte, luego vendrá la obra poderosa del Señor.

Anuncios

2° Pensar (Filipenses 4:8) nos habla sobre pensar: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Lo primero es orar, luego viene lo realmente difícil, hay que pensar.

Es muy importante aprender a pensar, porque no lo hacemos siempre, el problema es que piensas una cosa y oras por otra, no es posible que pienses que te morirás y ores por salud, debes cambiar una de las dos, lo mejor es siempre orar y pensar en lo bueno, puro y honesto, aquellos de doble ánimo que piensan y oran diferente no pueden recibir de Dios porque lo confunden.

Él no sabe si debe responder al pensamiento o a la oración, Dios nos pregunta: ¿Hasta cuándo claudicarás entre dos pensamientos? Decídete, piensa y ora de la misma forma para lograr el objetivo que tienes en mente, orar es una cosa y pensar otra, pero están relacionadas, si piensas que puedes lograr algo, ora pidiendo las fuerzas para hacerlo, no serás un campeón por ganar siempre, sino por estar preparado por si pierdes.

Los grandes deportistas no son los que ganan en todo, sino los que saben cómo pensar y qué hacer cuando van perdiendo, además, tienen la actitud para generar confianza en medio de la adversidad, incluso el que va ganando podría perder, si no tiene la actitud correcta, no le tengas miedo al triunfo, piensa que eres capaz de lograr lo que te propones.

Muchos terminan fracasando porque cuando están a punto de lograr el éxito, no se lo creen, ten confianza en tus capacidades y piensa en lo bueno, cuando todo va mal, piensa que es momentáneo y que es posible salir adelante si tienes a Cristo Jesús a tu lado, en casa, con la familia debemos proyectar esa imagen positiva y enseñar a nuestros hijos que todo lo podemos en el Señor que nos da las fuerzas.

No te equivoques, la actitud de un campeón es saber qué hacer cuando vas perdiendo, en medio de esa pérdida debes aprender a pensar, nadie debe ganarte en pensar bien.

Anuncios

3° Hacer (Filipenses 4:9) Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. Orar, pensar y hacer, es el proceso correcto para vivir.

Lo que haces, evidencia lo que piensas y oras, dime cómo procedes y te diré cómo piensas; dime cómo piensas y te diré quién eres, haces lo que piensas, entonces, para lograr una vida mejor, es importante aprender a pensar en grande, llena tu mente de fotografías de lo que quieres llegar a ser y tener.

El Señor le dijo a Abraham: Mira las estrellas de los cielos, así será tu descendencia, mira y sueña tus objetivos para poder realizarlos, si tienes sueños, los problemas se sienten menos y los afrontas con más fuerza, la Palabra nos dice: Puestos los ojos en el autor y consumador de la Fe.

Y también dice: Moisés se sostuvo como viendo al invisible. Sin sueños no tienes con qué balancear tu mente, emociones y propósitos, el apóstol nos aconseja que hagamos conforme a lo que vemos, escuchamos y recibimos, aprendamos a vivir imitando el ejemplo de quienes tienen experiencia.

Ten la humildad de aprender de alguien, para avanzar, pregúntale al que va adelante; para obtener, consulta con quien ya tiene; para lograr más, pregunta al que ya lo logró, sobre todo, entrégale tu vida al Señor que te la ha dado, aprende a orar, pensar y hacer para que la paz de Dios te acompañe y seas feliz.

2. Cuando Dios habla

En una oportunidad, Dios le hablo a Moisés en un día normal y común y ese día le cayó toda la revelación y la unción de Dios, apacentando ovejas, Moisés había visto miles de zarzas pero esta era especial, esta no se consumía. Enseñanza, si Dios puede hablar a través de una zarza, El puede hablar al mundo a través de ti, tu eres más que una zarza.

Si Dios puede hablar a través de una zarza, o de una mula, lo puede hacer contigo, todos somos útiles, tu eres más que una zarza, si eres usado por Dios ardes pero no te consumes, no te desgastas porque el fuego, la presencia de Dios, trae vigor a tus huesos, aun en la vejez fructificarás, estarás vigoroso y verde.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Bosquejos Biblicos - Requisitos para poder ver el cielo

El verdadero poder

Predicas Cristianas.. El poder de Dios es una realidad que nadie puede negar cuando llega a comprender lo que éste significa y como actúa, pero si alguien...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *