Inicio / Predicas cristianas / Nuestros pensamientos, revelan quienes Somos

Nuestros pensamientos, revelan quienes Somos

Predicas Cristianas.. Predicaciones Cristianas

¡Nuestros pensamientos, revelan quienes Somos!

Texto: Jeremías 29:11; Proverbios 23:7 y Efesios 3:20-21

Introducción:

Aprende a pensar, tienes que hacer tuyos los pensamientos del Señor, para que se multiplique en tu vida y se hagan realidad, uno de los mayores problemas que tenemos dentro del cuerpo de Cristo, es que todavía seguimos pensando como muy naturales y poco espirituales.

1. Así como piensas, será tu vida

Anuncios

Dios es poderoso y constantemente vemos muestras de su poder, por Fe comprendemos que hizo el universo con Su palabra, por eso sabemos que las palabras tienen poder porque vienen de nuestros pensamientos, ellas son capaces de crear o destruir, de sanar o enfermar, propiciar la paz o la guerra y darnos amigos o enemigos, las palabras.

Él escritor de este pasaje no exagera cuando dice que Dios puede hacer mucho más abundantemente, así como no es exageración hablar de Su inmenso amor que lo movió a entregar a Su Hijo por nosotros, y tampoco se exagera sobre Su misericordia que es nueva cada mañana, o Su perdón que toma nuestros pecados y los envía al fondo del mar para no recordarlos nunca más.

Entonces, debemos convencernos de que no hay palabras para describir Su poder que es capaz de hacer mucho más de lo que entendemos y pensamos, por eso es importante que pensemos, nuestros pensamientos son el punto de partida de la obra del Señor, Él no puede hacer más sino tiene con qué, primero debes darle la materia prima para que haya punto de comparación.

Si piensas que Dios puede sanarte, seguramente te dará salud en abundancia, si piensas que Dios te bendecirá y te levantará, ten por seguro que Él tomará ese pensamiento y lo hará palpable de forma sorprendente, piensa bien porque Su obra se basa en ello, nunca he visto a Dios bendecir a alguien que piensa mal de sí mismo.

Quienes dicen soy un inútil no le dan al Señor material para hacer algo útiles en sus vidas, por el contrario, aquellos que no se disfrazan de falsa modestia y dicen: Dios está conmigo, son levantados.

David no dijo: Soy rubio de hermoso parecer y hermosos ojos, por eso no podré vencer a ese gigante que nos amenaza, al contrario, creía en Dios y en él, por eso le explicó a Saúl cómo peleaba contra leones y osos por defender las ovejas de su padre.

Dios le da la victoria a quienes confían en Sus promesas y en las capacidades que les ha dado para salir adelante, Sus Pensamientos deben ser los tuyos. (Salmo 139:17) dice sobre los pensamientos de Dios: ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo.

Anuncios

Los pensamientos que Dios tiene sobre nosotros son preciosos y se multiplican, el salmista hizo suyos los pensamientos de Dios, fíjese que dijo: Cuán preciosos me son tus pensamientos, es decir que debemos apropiarnos de los maravillosos pensamientos del Señor y pensar como Él.

Ahora el profeta dijo: Tus pensamientos no son mis pensamientos, tus caminos no son los míos, eso significa que debemos hacer nuestros los pensamientos del Señor para poder caminar en bendición, Dios piensa bien de ti, toma esos pensamientos y hazlos tuyos, debes ser capaz de enumerar esos buenos pensamientos que tiene Dios sobre ti,

Porque solamente así podrán multiplicarse en tu vida, escríbelos, léelos en las escrituras, proclámalos y medítalos para que Él los tome y multiplique, si crees que tiene una promesa para ti, las convertirá en tres; si piensas que son tres, las convertirá en nueve; si estás convencido de que son nueve promesas, Él te sorprenderá con ochenta y una, es decir: Siempre el Señor te sorprenderá con mas.

2. Siempre el Señor te sorprenderá con más

Todo lo bueno se incrementa cuando nos apropiamos de Sus pensamientos de bien para nosotros, el día que le entregué mi vida, sabía muchas cosas de mí y también sabía algunas sobre Él, pero ignoraba todo lo bello que Él pensaba de mí, lo que cambió mi vida y cambiará la tuya es conocer y aceptar lo que piensa de nosotros, cuánto anhela bendecirnos y hasta dónde puede llevarnos.

No basta saber de Dios y de ti mismo, es imprescindible que sepas y hagas tuyos los pensamientos de bien que el Señor tiene sobre ti, piensa en lo bueno (Filipenses 4:8) nos aconseja lo que debemos pensar: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Anuncios

Él consejo es claro, no llenes tu cabeza de pensamientos de fracaso y pecado, sé positivo y piensa en todo lo bueno, evalúa tu pensamiento, mire estas palabras y clasifícalas según sean de buen nombre o de mal nombre, suicidio, enfermedad, divorcio, hijos en drogas, robo, corrupción, injusticia, chismes, pobreza, inmoralidad sexual, ahora escuche éstas: Hogar, esposa, amor, paz, sana economía, justicia, salud, trabajo, servicio.

Definitivamente las primeras nueve son de mal nombre y no debes pensar en ellas para no atraerlas a tu vida, por eso, ten cuidado con quien conversas porque dice la Palabra que las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres, evita a las personas que no pueden ayudarte a llenar tu mente con pensamientos positivos, todo lo que hablas y escuchas influye en tu forma de pensar y actuar.

Mire cual es la perfecta voluntad de Dios (Romanos 12:2-3) aconseja: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de Fe que Dios repartió a cada uno.

La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, créelo, no es exageración, pero de tus pensamientos depende que lo experimentes, nunca dudes de ello, cuando te sientes derrotado y preguntas: ¿Por qué Dios permite esto, por qué me pasa a mí?, no estás pensando como deberías y le demuestras al Señor que dudas de Él, en la iglesia podemos interceder por ti, llorar, orar y aconsejarte, pero nadie, ni Dios, puede pensar por ti.

Esa es tu tarea y mientras no pienses como Él, no leas las Escrituras y te convenzas de Sus promesas, no podrás pensar y hacer tuya Su voluntad de bien, acércate al Señor y busca Su consejo, los libros de Eclesiastés y Proverbios son muy prácticos y te enseñan sobre el pensamiento de Dios en cada situación.

3. No hay mejores recomendaciones que las de tu Padre Celestial.

Llena tu mente y corazón de Fe, no de duda, temor o cuestionamiento, la biblia dice que todos tenemos una medida de Fe diferente y podemos incrementarla, demuestra tu Fe y piensa bien de ti porque la gente que piensa mal de otros está proyectando lo que lleva dentro, persevera en pesar las cosas que Dios te dio para que se multipliquen en tu vida.

Debes aprender a pensar (Hebreos 4:12) describe la Palabra: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

La eficacia se relaciona con acciones, sólo una acción puede ser eficaz, aprende a ser eficaz en lo que piensas, aprende a pensar, pues somos lo que pensamos.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Encontrar lo perdido

Predicas Cristianas, somos débiles y pecamos, pero siempre tenemos la certeza de que Jesús irá por nosotros a buscarnos, y al regresar podemos contar con ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *