Inicio / Predicas cristianas / Te mereces ser Feliz

Te mereces ser Feliz

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Filipenses 4:10-13

Introducción:

Lo primero que deseo compartirles es que tanto la felicidad como la infelicidad son comportamientos aprendidos, se aprende a ser feliz y a ser infeliz, esto le puede parecer un poco fuerte ya que nosotros crecimos aprendiendo que somos felices sólo cuando nos pasan cosas buenas, pero si nos pasan cosas malas no podemos ser felices, y esto no es así.

Dios nos exhorta a través de esta palabra a que podamos aprender a ser felices a pesar de nuestras circunstancias, Pablo tuvo una experiencia de ser transportado al cielo y según su propia versión vio cosas que ni siquiera se pueden explicar con palabra, Pablo escribió más de la mitad del nuevo testamento y fue el cerebro más brillante de toda la historia de la iglesia.

Anuncios

Y con todas esas experiencias podemos ver que aquí dice: He aprendido a contentarme cualquiera sea mi situación, luego dice: He sido enseñado, es decir que mi gozo y mi alegría jamás dependerán de lo que me esté pasando, sino que hay algo que yo aprendí en el espíritu y que hace que yo esté contento, he aprendido, esto rompe todos los paradigmas que nos enseña la tradición, Pablo aprendió.

1. Felicidad e infelicidad son comportamientos aprendidos

El primer punto que deseo que instale en su mente y en su espíritu como un fundamento de reino es este: La felicidad e infelicidad son comportamientos aprendidos, si usted logra entender esto, usted va a entender cómo a través del espíritu se puede aprender a ser feliz y cómo el Señor a través de su espíritu y por la palabra nos enseña a ser felices.

Mire lo que la escritura dice acerca de Jesús: (Hebreos 5:8) Y aunque era hijo por lo que padeció aprendió la obediencia. Ahora bien, ¿Cómo es posible que el Señor tuvo que aprender algo y aunque era hijo por lo que padeció aprendió? porque antes que Jesús viniera a la tierra no tenía la experiencia que nosotros tenemos de vivir en un cuerpo de carne, que se cansa, que se enferma, que se fatiga.

Pero dice que: El verbo se hizo carne, una cosa es obedecer en el espíritu y otra cosa es obedecer en este cuerpo de carne que todos los días tiene sus propios códigos que se rebelan contra las leyes del espíritu, usted no puede seguir caminando el resto de su vida edificando su felicidad o infelicidad a través de las cosas que le están pasando.

Pablo dijo: Yo aprendí a contentarme cualquiera sea mi situación y por todo y para todo estoy enseñado, desde que nosotros nacimos en este sistema que la Biblia define como mundo o cosmos, desde que estábamos en el vientre de nuestra madre y mientras mamábamos de sus pechos se nos formó un pensamiento de infelicidad.

Y se nos enseñó a ser infelices, todos nosotros cuando llegamos al Señor llegamos al revés, todo mal, por eso el primer mensaje que Jesús predicó cuando estaba en esta tierra fue Arrepentíos, arrepentimiento es Metanoia, es decir cambia tu manera de pensar, lo que el Señor quiso decir es que con relación al reino y a sus principios todo el mundo está al revés, todos están un poco locos.

Anuncios

Cuando le dicen cambia tu manera de pensar, es porque hay un problema en nuestra forma de pensar y si cambiamos nuestra forma de pensar, cambiará nuestra manera de vivir, entonces el Señor tuvo que aprender obediencia en un cuerpo como el nuestro, ahora bien, nosotros fuimos formados mal, fuimos formados equivocadamente, aprendimos a ser infelices, y sabemos todas las maneras de cómo ser infelices.

De hecho la mayoría de las personas que llegan al Señor vienen con un hondo problema de infelicidad, de vacíos, donde se ha hecho adicto a la aprobación de los demás y usted depende si las personas lo tratan bien o lo tratan mal. Hoy me llamó, Estoy contenta, Ayer no me llamó, que infeliz me siento, me miró mal, que le pico.

Si usted va a edificar su vida así, usted está cavando su propia fosa, nos enseñaron a depender de cosas y de circunstancias, pero tenemos que llegar a un nivel en el cual no dependamos de las circunstancias, arrepentimiento es Metanoia, que quiere decir: Cambiar tu manera de pensar.

Si cambia su manera de pensar cambiara su manera de vivir, debemos llegar a un nivel en el cual no dependamos de las circunstancias, Pablo dice: Que aprendió un código y una clave divina de ser independiente del medio de lo que me rodea, libre de las circunstancias y de la gente, eso es absolutamente extraordinario.

2. ¿Cómo piensa el Señor?

Ahora si usted quiere saber cómo piensa el Señor, lea el sermón del monte, ahí refleja claramente cómo es la mente del Señor, qué es lo que piensa del mañana, de los problemas, de los enemigos, de las traiciones, de las situaciones del amor al prójimo, todo lo que está en la mente del Señor lo podemos ver en el sermón del monte.

Anuncios

Necesitamos ver de la manera que ve el Señor, dice el Señor ¿quién por más que se aflija podrá añadir a su estatura un codo? ¿Hubiera deseado usted ser 5 cm. más alto? Pero ¿puede cambiar eso? ¿Puede cambiar esa realidad? No, entonces el primer principio es:

1° No luches con lo que no puedes cambiar.

El Señor no está diciendo que ante cualquier problema o adversidad usted se doblegue o agache la cabeza, lo que está diciendo es que usted busque soluciones, que intente cambiar las consecuencias, los resultados, pero cuando el sentido común, cuando su inteligencia, cuando el espíritu le declare que eso siempre va a ser así, coopere y no luche con lo que no puede cambiar.

Tiene que cooperar con lo que no puede cambiar, cuando viene el viento, los huracanes, y soplan fuertemente, las palmeras se doblan, no luchan contra el viento, sino que se doblan, no luche contra lo imposible, se ha dado cuenta que muchas veces nosotros nos sentimos como ungidos para cambiar a los demás, y se nos ha ido la vida tratando de cambiar a nuestra esposa (o) hijo (a) etc.

Y han pasado veinte años de matrimonio y la esposa (o) y los hijos siguen igual porque Dios no te mando a cambiar a la gente, el que los cambia es El, muchas veces, ni siquiera puedes cambiar tu mismo, necesitamos sabiduría de Dios para reconocer las cosas que no podemos cambiar y que están más allá de nuestro control, tenemos que pensar como Dios piensa.

No puedo amargarme la vida tratando de cambiar las cosas que yo no puedo cambiar, si usted no tiene control sobre eso, entonces descanse en Dios, San francisco de Asís decía: Señor dame sabiduría para reconocer lo que no puedo cambiar y dame fuerzas para cambiar aquello que si puedo cambiar.

Jesús dijo: Quién por más que se amargue, por más que se preocupe, podrá añadir a su estatura un codo, todos nosotros sin excepción tenemos en nuestra vida cosas que nunca van a cambiar y que siempre van a ser así y lamento decirlo pero hay cosas que por más que usted ore, ayune, y haga mil cosas, seguirán siendo así, por eso Pablo decía: He aprendido a contentarme cualquiera sea mi situación, alégrese en el Señor.

El segundo principio que está en la mente del Señor es:

2° No te preocupes

Ahora bien, ¿Cómo vence usted la preocupación? La preocupación es lo que realmente destruye la vida de las personas. Pre- significa: Antes de la ocupación, disfrute el hoy (Lucas 6:46) No hacen lo que yo les digo. Jesús dice: Les voy a decir a quién se parece el hombre que confía en mí y el que no lo hace.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Bosquejos para Predicar - Cómo prosperar en tiempos de crisis

Planes de Dios

Predicas Cristianas, A todos nosotros nos gusta pensar que el futuro va a traernos cosas buenas sabiendo que en Cristo lo mejor está por venir ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *