Inicio / Predicas cristianas / El arca de Salvación

El arca de Salvación

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

¿Han examinado alguna vez la historia de Noé? En el día de hoy quiero que examinemos lo que aconteció con Noé porque existen varias cosas que nos demuestran como vivir vidas Cristianas victoriosas.  Porque el tiempo es corto no leeremos él capitulo completo, pero si no han leído la historia de Noé, les recomiendo que la lean en su tiempo de meditación.

Cuando leemos el principio del capitulo seis de Génesis vemos que las cosas en ese entonces no eran muy diferentes a hoy en día. Aquí podemos encontrar que el hombre de ese entonces, tal como el hombre hoy en día, se había rebelado en contra de Dios.

El hombre no le había dado a Dios el lugar que Él se merece. El hombre había tomado por alto todas las bendiciones que Dios había derramado sobre ellos y las había pisoteado. Era una generación tan perversa y rebelde que causo que Dios se arrepintiera de haberles creado.

Su dolor fue tan grande que decidió eliminar todo lo que con tanto amor había creado (Génesis 6:5-7). Pero algo grande sucedió y es aquí donde comienza nuestra lección. De todas las personas en el mundo Dios encontró a una persona que le amaba, y le honraba. Dios encontró a Noé. La Palabra de Dios nos dice:

Anuncios

Génesis 6:8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

Aquí encontramos lo esencial en nuestro caminar Cristiano. En este mundo en que vivimos es fácil perder la esperanza, es fácil caer en la tentación, es fácil descorazonarnos, es fácil perder la fe.

Hermanos estas cosas son muy fáciles, pero como Cristianos, como el pueblo de Dios que somos, tenemos que asegurarnos que las circunstancias de este mundo no nos desvíen de nuestros caminos. ¿Cómo podemos hacer esto? La respuesta a esta pregunta la encontramos en las cualidades de Noé. Examinemos las cualidades cuales causaron que él hallara gracia en los ojos de Jehová.

Génesis 6:9Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

La primera cualidad de Noé es que era un hombre justo. Pero, ¿qué quiere decir esto? ¿Que significa ser un hombre justo? Aquí en este versículo encontramos la definición de un hombre justo, la Palabra nos dice: “con Dios caminó Noé.”

Aunque Noé vivía en un mundo corrupto, aunque Noé vivía completamente rodeado de maldad, Noé no se aparto de Dios. Noé se aparto de todas esas cosas que desagradaban a Dios. Esto es lo que Dios espera de su pueblo. Esto es lo que Dios requiere de su pueblo.

Si queremos hallar gracia en los ojos de nuestro Dios lo primero que tenemos que hacer es separarnos de las cosas de este mundo. El primer paso ha dar para ser hombres justo es caminar con Dios en todo lo que hacemos.

Anuncios

Esto quiere decir que no obstante la circunstancia o situación, Dios tiene que ocupar el primer lugar en nuestras vidas. Esto quiere decir que tendremos que en muchas ocasiones negarnos a nosotros mismos.

Tenemos que negarnos a nosotros mismos porque en muchas ocasiones la carne, el deseo, y el placer nos pueden conducir a apartarnos de los caminos de Dios. Nos puede conducir y en muchas ocasiones nos conduce lejos de la voluntad de Dios.

En muchas ocasiones tropezamos con cosas en nuestro diario vivir que nos causan dolor, tristeza o confusión.

En muchas ocasiones el pueblo de Dios tropieza con cosas que nos hacen dudar de nosotros mismos, nuestras familias, amistades y hasta podemos dudar de la propia existencia de Dios. En muchas ocasiones llegamos a pensar que Dios se ha olvidado de nosotros.

Una vez que esto sucede, una vez que estos pensamientos llegan a nosotros, pues entonces nos rendimos a la tentación y caemos nuevamente en una vida de pecado. Una vez que esto sucede dejamos de caminar con Dios y dejamos de ser justos.

Nos desviamos del camino estrecho y nos encontramos en el camino ancho que solo conduce a los brazos del enemigo. Estoy seguro que todo lo que les he dicho hasta ahora son cosas que todos sino la mayoría de ustedes ya conocían. Estoy seguro que ya se deben estar preguntando ¿cómo podemos mantenernos justo? La respuesta a esta pregunta es fácil de encontrar.

Cuando leemos lo acontecido en el tiempo de Noé vemos que Dios le dio una misión a cumplir. Dios le instruyo a que construyera un arca porque Él iba a destruir todo lo que habitaba en la tierra con un diluvio (Génesis 6:14-17). ¿Que hizo Noé?

Anuncios

Noé no titubeo, él no dudo. Esta es la segunda cualidad de Noé, él estaba atento a la voz de Dios. Esto es algo que todos tenemos que aprender, tenemos que aprender a escuchar la voz de Dios. Tenemos que aprender que lo que Dios nos dice, que lo que Dios nos instruye es de suma importancia.

Les digo esto porque si no estamos atentos a la voz de Dios, si no estamos prestando atención a lo que él nos dice y advierte, entonces no recibiremos las bendiciones que él tiene para nosotros. Si no estamos dispuestos a escuchar, entonces no seremos justos en los ojos de Dios.

Cuando estamos atentos a la voz de Dios, cuando somos obedientes, cuando estamos dispuestos a caminar con Dios, entonces Dios se glorifica en nuestras vidas. Cuando estamos dentro de Su voluntad, hallaremos gracia en los ojos de Jehová y seremos justificados. Hermanos, el hombre justo sabe exactamente lo que debe hacer y más importante lo que tiene que hacer.

El justo no duda de la voluntad de Dios, el justo no cuestiona lo que Dios ha mandado. Leí una ilustración el otro día que es un gran ejemplo de esto. Resulta ser que había este hombre Cristiano que le estaba orando a Dios para que Él le revelara lo que tenia que hacer, le revelara y le dirigiera como él podía evangelizar.

Un día este hombre se monto en el ómnibus como acostumbraba hacer para dirigirse a su trabajo. Pero ese día el ómnibus estaba vacío, solo el chofer y él lo ocupaban. Después de varios minutos de viaje el ómnibus hizo una parada y un hombre se monto y procedió a sentarse en el asiento al lado del hombre Cristiano.

El hombre de repente comenzó a llorar y diciendo “mi sufrimiento es grande, ¿cómo puedo recibir la paz?, Necesito de Dios, pero Él no me escucha, ¿qué tengo que hacer para ser salvo?” Entonces el Cristiano calmadamente cerro sus ojos y comenzó a orar diciendo “Dios, ¿qué debo hacer? Envíame una señal.” ¿Se puede usted imaginar lo que hubiese sucedido si Noé hubiera hecho lo mismo? Pero no fue así, la Palabra nos dice:

Génesis 6:22Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *