Inicio / Predicas cristianas / La paciencia

La paciencia

Predicas Cristianas

LA PACIENCIA ELEMENTO INDISPENSABLE PARA DESARROLLAR UN DON MINISTERIAL

Podemos vivir en amor y en fe, pero sin la paciencia es difícil alcanzar la visión. El texto dice: “Es necesaria la paciencia para adquirir las promesas” (Hebreos.10:36) y esto se puede aplicar al desarrollo de una misión para alcanzar la visión.

Hay que tomar en cuenta que el griego presenta el término “Necesario”, como algo imprescindible, como un requisito sin ecua non, que no puede pasar por alto, de allí lo importante de conocer y vivir en paciencia para lograr alcanzar la meta que es la visión.

En el griego se presentan dos términos con diferentes significados para caracterizar la paciencia que son: “Hupumones” y “Makrotomia”. Pasemos a definirlos.

Hupumones: Es el carácter que no sucumbe ante cualquier sufrimiento, es solidez, consistencia, firmeza, estabilidad. Hupumones es la fuerza de la fe.

Anuncios

La paciencia, bajo el término Hupumones, es lo que te va hacer fuerte, sólido, consistente, perseverante, ante la visión que Dios te ha dado.

Alguien dijo que lo importante no es tener fe sino ser sólido en ella, y la solidez de la fe está en la paciencia. El Apóstol afirmó en su carta que: “El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Santiago.1:8), y esto se puede aplicar a la visión.

El Profeta dijo: “aunque la visión tardara, espérala porque ciertamente llegará, porque Jehová no miente”, (Habacuc. 2:3). Mantén en tu espíritu la visión que Dios te ha dado, no la abortes, paso a paso la vas a alcanzar.

En la mayoría de los casos lo que Dios nos llamó hacer no se va a dar de la noche a la mañana tiene su tiempo y su proceso, hay que ser consistente en lo que Dios nos encomendó. Nunca olvides esta verdad: “La gota no quiebra la piedra por la fuerza que tiene sino por lo consistente que es” El ser consistente es una de las virtudes más grandes y poderosas que tiene un visionario para alcanzar la Visión.

El escritor de los hebreos dice: “Corramos la carrera de la Fe con paciencia”. Hebreos 12:1.

Makrotomia. Hebreos 5:7. 6:5.

La “Makrotomia” es un término compuesto que significa grande en temperamento (Macro: Grande- Tomia: Temperamento).

Anuncios

La “Makrotomia” es la habilidad de ser elástico te estiran y vuelves a tu lugar, sabes quién eres, puedes y tienes, nadie te saca de quicio o del lugar.

Cuando unimos los dos términos “Hupumone” y “Makrotomia” según sus características y valores podemos entender y definir la paciencia como: La habilidad que se tiene de caminar y permanecer en el tiempo de Dios.

En Dios no es bueno que te atrases pero tampoco es bueno que te adelantes, el factor tiempo es muy determinante para alcanzar la Visión.

Para poder entender el por qué el factor tiempo es determinante para alcanzar la Visión, vamos a definir y caracterizar el término tiempo del griego, “Kronos” y “Kairos”.

Kronos: De donde se deriva el término cronología. El “kronos” es lo que denota un lapso de tiempo sea largo o corto y que se especifica en: Segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, años, quinquenios decenios, milenios, Hechos 1:7.

Kairos: Es un estado de tiempo que Dios ha designado en su perfecta voluntad dentro del tiempo de los hombres, para llevar a cabo el objetivo que se ha propuesto.

Anuncios

Cuando hablamos del tiempo de Dios es decir del “Kairo”, nos referimos a aquella oportunidad que Dios nos da en un momento y en una ocasión específica y determinante para llevar a cabo en nosotros su perfecta voluntad y que por ende no la debemos desperdiciar ni pasar por alto. El Kairo es el tiempo de Dios dentro del tiempo de los hombres. Esto está revelado en el libro de los Hechos capítulo uno verso seis al siete.

En este pasaje, los discípulos le preguntan a Jesús “Señor ¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo”

Jesús le dijo: “No os toca a vosotros saber los tiempos” o las sazones que el Padre puso en su sola potestad”

El término tiempo que utilizaron los discípulos para hacer la pregunta es Kronos. Mientras que Jesús en su respuesta utilizó tanto el Kronos como el Kairos que se tradujo sazones en nuestras versiones.

En la conjunción de estos dos términos, lo que Jesús quiso expresar fue lo siguiente: “No les toca a ustedes saber cuándo mi padre en su tiempo (Kairos) dentro del tiempo (Kronos) de los hombres, restaurará el reino de Israel, porque sólo el Padre tiene la potestad de conocer tal acontecimiento”.

Según este pasaje, el Kairos es el tiempo de Dios dentro del tiempo de los hombres.

Es muy importante caminar y permanecer en el tiempo de Dios para alcanzar la visión.

Leyendo uno de los libros de Roy Durman aprendí y capté con mayor fuerza este principio. Roy Durman le preguntó a Dios:

“si tú para lograr un objetivo en un hombre necesitas que en él haya fe y disposición, ¿ por qué lograste hacer en Jonás lo que lograste hacer si en Jonás no hubo fe ni disposición?”.

Dios le contestó: “En un hombre deben haber tres factores que determinan el que pueda llevar a cabo mi voluntad en él. El hombre debe estar seguro que fue llamado a hacer lo que está haciendo. El hombre debe estar seguro que está en el lugar donde yo lo quiero. El hombre debe estar seguro que está en mi tiempo para lo que yo quiero hacer” Jonás fue el hombre que YO escogí para lo que estaba haciendo. Jonás estaba en el lugar apropiado donde Yo lo quería, Jonás estaba en mi tiempo preciso y oportuno para lo que YO designé hacer con Nínive”

Esto indica que: Tú puedes ser el hombre escogido por Dios para la Visión y estar en el tiempo pero si no estás en el lugar vas a fracasar.

Por igual indica que: Tú puedes ser el hombre escogido, estar en el lugar apropiado, pero si no estás en el tiempo vas a fracasar.

Como nunca habrá un lugar, y nunca habrá un tiempo si Dios no te escogió.

Concluyó diciendo que todas las cosas en Dios tienen su tiempo. En una oportunidad quise apresurarme y adelantarme al tiempo de Dios, y en medio de todos los desajustes que tuve por causa de haberme desubicado en el tiempo, Él me dijo: “José para correr hay que trotar, para trotar hay que caminar, para caminar hay que gatear, para gatear hay que nacer”, luego me preguntó: “¿Naciste?” , yo le contesté: “Sí Señor”, por lo que me hizo una observación: “Es cierto que naciste! Y apenas estás gateando”.

Esto me enseñó que en Dios hay que ser paciente y esperar su tiempo para obrar en Él, Dios nunca llega tarde, Él es oportuno y preciso en las cosas.

© José N. Briceño. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Predicaciones Cristianas.

Acerca de José N. Briceño Aldana

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *