Inicio / Predicas cristianas / La palabra de Dios transformará tu vida

La palabra de Dios transformará tu vida

Predicas Cristianas

TEXTO BÍBLICO PRINCIPAL

2 Timoteo 3:16 (TLA)

Todo lo que está escrito en la palabra de Dios es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir.”

Romanos 10:17

Anuncios

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Recuerdo que cuando llegué a la iglesia hace unos años atrás, yo no leía en lo absoluto, la palabra de Dios, solo me limitaba a leer los versículos dado por los pastores, en el servicio la escuchaba y luego la olvidaba, y así duré por mucho tiempo.

Comencé a enfrentar muchas situaciones en mi vida en las cuales tenía muchos pensamientos negativos que me hacían no tener fe y no era feliz, no tenía paz, hasta que hable con mi líder y quien me aconsejo leer la palabra de Dios, y me colocó una meta.

Me recuerdo que dijo: la palabra de Dios contiene los pensamientos de Dios y debes llenarte de ellos, debes leer a diario 6 capítulos y meditar en el día sobre ellos, en la palabra que más te impactó, y bueno, así comencé a leer más, a llenarme mucho más de su palabra, de sus pensamientos, y me di cuenta que mi fe se estaba alimentando y creciendo, puedo decir que mi vida empezó a cambiar luego de esa decisión.

Estadísticamente el 80% de los hogares americanos tienen una biblia, en promedio cada hogar americano tiene 4 biblias, y el 19% de los cristianos que van a la iglesia dicen que leen la palabra de Dios por cuenta propia.

La mayoría de los hogares tienen una biblia pero muy pocas familias la leen, y según los textos que leímos anteriormente, la palabra de Dios fue inspirada por Dios para enseñarnos, para ayudarnos, para corregirnos para mostrarnos como vivir, pero también para aumentar nuestra fe y es muy necesario leerla, y hoy voy a explicarte de una manera más profunda e ilustrativa para qué sirve la palabra de Dios en tu vida.

La palabra de Dios es un alimento espiritual vamos a representarla a través de un desayuno nutritivo donde tenemos leche fresca, pan integral y cereal.

Anuncios

I. LECHE FRESCA (1 Pedro 2:2)

La palabra de Dios dice que deseemos como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada para que crezcamos para salvación. Cuando apenas nacemos, la primera necesidad que tenemos es de comer, y el bebe inmediatamente es llevado a su madre para que le de pecho.

He observado a algunos niños recién nacidos, y he visto que cuando tienen hambre lloran y buscan desesperadamente la leche de la madre, saben que es ese su alimento, y una madre sabe que ese alimento los mantiene sanos, aumenta sus defensas y los ayuda a crecer.

Más o menos así es cuando llegamos a la iglesia, cuando aceptamos a Jesús por primera vez y nacemos de nuevo, somos como niños recién nacidos y debemos buscar ese alimento para fortalecernos, para tener un corazón sano, y crecer espiritualmente al igual que un bebé recién nacido, si él no come muere, así pasará con nosotros si no comemos de la palabra de Dios podemos morir espiritualmente.

Al igual que cuando una leche sale de la granja corre el riesgo de contaminarse, así fácilmente un creyente recién convertido también, por esta razón el cristiano necesita beber de la fuente correcta, entender que la palabra de Dios es como agua viva que tiene el poder para limpiar nuestros pensamientos y acciones.

II. PAN FRESCO (Mateo 4:4)

Anuncios

El pan acá representa la manera en la que recibimos fuerza, los cristianos que desean crecer y madurar deben comer de la palabra de Dios y estudiarla cada día, por eso es importante establecer metas de estudio y ser disciplinado estableciendo un plan de lectura, esto es más efectivo que leer versículos aleatoriamente, así comemos pan a diario, para estar activos así, debemos comer la palabra a diario.

III. CEREAL NUTRITIVO (Hebreos 5:12)

Este representa el alimento sólido, acá el escritor a los hebreos exhortaba a los creyentes por estar estancados, no tenían el fundamento principal de la palabra, es decir, estaban comiendo cereal viejo, y ¿quién come un cereal viejo y vencido?

No podemos ser esa clase de creyentes, debemos estar hambrientos por la palabra de Dios cuando tenemos esa actitud, el Espíritu Santo abrirá nuestras mentes para entender su palabra.

Como comentaba al principio leer la palabra de Dios y relacionarme con ella cambió mi vida, soy diferente y ha sido de bendición.

Con la palabra de Dios he enfrentado situaciones económicas adversas y he vencido, con la palabra he enfrentado enfermedades, con la palabra he vencido los pensamientos negativos, con la palabra he vencido miedos y obstáculos, con la palabra de Dios he conquistado metas y sueños, con la palabra he vencido al adversario.

Hoy debes entender, que la palabra de Dios tiene autoridad y poder, debes entender que tu crecimiento espiritual está ligado a tu relación con la palabra, que a través de una mejor relación con la palabra de Dios puedes conocer más a Jesús.

CONCLUSION

Si te has convertido a Jesús y tienes tiempo en la iglesia, pero no te has alimentado de Su palabra, si has dejado que la flojera de leerla te gane, si has dejado que los afanes estén en primer lugar y por eso nos la has leído, si te has distraído y te has ocupado primeramente de otras cosas, si no has tenido fe para leerla, hoy debes pedir perdón a Dios y arrepentirte.

Comprometerte a leer la palabra de Dios, y alimentarte de ella, comprometerte a ponerla por obra, así como una madre o un padre se preocupa por darle alimento a su hijo para que crezca sano y fuerte, así es Dios con nosotros, Él preparo el alimento para que nosotros comiésemos.

Hoy es el tiempo de levantarte, ya es el tiempo de crecer espiritualmente, no puedes seguir estancado o estancada, si no has entregado tu corazón a Jesús, te invito a que lo hagas y te comprometas con Él a tener una relación con su palabra, de alimentarte con el alimento que el dejo preparado para ti.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas… Predicaciones Cristianas

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *