Inicio / Reflexiones Cristianas / El éxito lo garantiza el Señor

El éxito lo garantiza el Señor

Reflexiones Cristianas

“Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!”. (Salmos  1 1:3)

Anhelamos  ser felices y exitosos, el éxito  no depende de cuánto dinero tienes sino como lo administras y ayudas a los demás. Eres exitoso cuando dependemos menos de lo material, valoramos más nuestros seres queridos y dependemos más de el Señor porque la paz, prosperidad, estabilidad emocional, la alegría, el gozo que Él nos da no tiene precio.

Vemos como hay una creencia errada, que la fornicación, el adulterio, los vicios como el alcohol, las drogas y la riqueza para satisfacer el ego son la felicidad.

Somos libres para obedecer al Señor no para el libertinaje, cuando tenemos un estilo de vida que no agrada a el Señor, no podrás  tener felicidad y la llenaran con trivialidades causando divorcios, suicidio, enfermedad, cárcel, soledad, desasosiego…., entre otras.

El Señor nos da el secreto y el verdadero éxito y está en su palabra. “Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas”. (Josué 1 7:8), (1 Reyes 1:3).

Hay personas que las ves rezando pero no se apartan del pecado, creen que está bien porque no conocen realmente quien es Dios, te dicen “No soy el más creyente, pero a mi modo creo en Dios”, siguen el mismo ejemplo que tuvieron en su casa, pero como hijos de Dios solo vemos, oramos por ellos, tocamos  la puerta para que podamos hablarles de la promesa que el Señor nos dio y no juzgamos.

En el carácter de una persona nos damos cuenta si tiene una relación con Dios, por sus frutos los conoceréis, porque el árbol que no de fruto será cortado (Mateo 7 15:20), pero sus hijos seguiremos plantados y el Señor nos da la  frescura y “El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz”. (Mateo 6:22).

“Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán”. (Proverbios 16:3). el Señor te guiara para cumplir tus sueños, anhelos y si están acorde a su palabra te ayudara y exaltara.

“Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan” (Proverbios 15:22) En la  multitud de los consejeros afirmamos la sabiduría, busca a las personas que con su experiencia, buenos frutos puedan darte un consejo, por ejemplo  tus abuelos y padres.

Los hijos de Dios tenemos un concepto claro quién nos da el éxito, la prosperidad. Los demás tienen su propio concepto de felicidad, de éxito y así parezca que tienen todo tienen un vacío que solo el Espíritu Santo lo puede llenar, pueden vivir de apariencias y ocultan sus emociones.

Hermanos, jóvenes cristianos, somos responsables de nuestra familia y de nosotros mismos pero también de nuestro País, por eso cuando escogemos a  un gobernante que los hechos, su trayectoria valgan más que sus palabras, es importante tenga valores y comunión con el Señor, la base debería ser la palabra de Dios en una nación o localidad  de ahí sería ideal se construyeran  las leyes.

Reflexiona sobre sus opiniones, su plan de gobierno, apoyemos a quienes son hijos de Dios. Porque somos cada vez los que estamos con el Señor y podemos generar el cambio.

El éxito lo tenemos garantizado como seguidores de Cristo, persiste y resiste en hacerlo.  El camino es largo pero unidos a Él es seguro.

Dios te  bendiga y sea el Señor concediéndote sabiduría para que guié tu camino a su perfecta voluntad.

© Francisco Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Francisco Hernandez

Ver también

En reparaciones.. Reflexiones Cristianas

En reparaciones

Reflexiones Cristianas.. el gran problema del nuevo creyente es que piensa que Dios hará todo el trabajo, cuando no es así. Cada quien debe poner de su parte..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *