Inicio / Reflexiones Cristianas / Me enamore de ti

Me enamore de ti

Reflexiones Cristianas

Ese dicho sabio que dice “Cada quien se labra su destino” es cierto.  Cuando colocamos en primer lugar al Señor, hay gozo, transformación, obediencia, gracia y piensas lo diferente que hubiera sido mi  vida si lo hubiera conocido antes.

Pero nunca es tarde, porque cuando llegas a un nivel espiritual donde tienes una relación con tu Padre Celestial, de forma sobrenatural mueve todo a tu favor y te sorprende con su poder,  sabemos que para Él no hay nada imposible para quien en Él cree, pero cuando lo hace contigo lo amas aún más.

Es un amor que deseas que todas las personas a tu alrededor experimenten lo mismo que tú.  Por eso me alegra ver como cada vez más jóvenes cristianos entregan su vida al Señor.

El Señor no prometió que no tuvieras dificultades, pero si prometió a sus hijos darnos la salida en medio de las pruebas y poder tener paz, fe para pasar a través de ellas.

Anuncios

Vives para agradarlo y pones tu confianza en Él.  Cuando estas en una etapa de crecimiento espiritual creemos saber que es lo mejor para nosotros y le sugerimos a Dios que nos gustaría más, pero……., nos ama tanto que cuando dejamos atrás nuestros sueños y anhelos por trabas que nosotros  mismos nos ponemos en la mente, te dice tu puedes yo te ayudare.

En tu diario vivir, ves cómo nos da pequeños y grandes regalos.  Pero eso solo sucede cuando siempre le damos el primer lugar.  No es solo leer su palabra, sino aplicarla; no es solo ir a la iglesia sino obrar como Jesús, no es solo decir yo lo hare, es hacerlo, cuando  en vez de prometer o decir lo haces, empieza a cambiar tu vida y la de tu familia, tu esposo e hijos. Ellos no lo harán con lo que  tú les digas, sino cuando vean tu transformación y en oración los entregas al Señor para que El toque sus corazones.

La incredulidad es un sentimiento que no proviene de Dios y se puede pensar, pero tal persona no cree.  Pero Dios te dice para mí no hay nada imposible.

También es entender que sus tiempos no son los nuestros.  Y El obrara en el momento oportuno, solo pide de nosotros perseverar en fe y oración.

Cuando el Señor envía lluvia de bendiciones, prepárate porque te deja sin aliento. Es una tras otra y renueva tus fuerzas porque al recibirlas ya estás preparado, más sabio, porque Él te las da para que la administres, para su honra y gloria.

Ver cumplida su promesa solo podemos dar gracias y prometer seguirlo hasta el final. Porque lo que hace contigo, bendecirá a todos a tu alrededor.

En la palabra de Dios en (Mateo 22:35-38) nos dice “Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”, es el primer mandamiento.

Anuncios

Amarlo es hacer su voluntad, obedecerlo y cumplir sus mandamientos y está en (Juan 14:15) “Si me amáis, guardad mis mandamientos”, (Juan 14 21:24) “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama”,

Señor tu habitas en  mi Espíritu y al tener comunión contigo siento tu presencia, te amo con todo mi corazón y ser. Tú me amaste primero (1 Juan 4:19) y me atrapaste  con tus lazos de amor y aunque no somos perfectos,  nos das la oportunidad de abrir los ojos espirituales y entender que nos aleja de ti.

Cuando oramos, dedicamos tiempo para conocerlo y Él se deja hallar. Nos infundes nuevas fuerzas y somos victoriosos porque eres tu quien nos respalda.

Eres un  padre que transforma corazones, ponemos nuestra mente en el Espíritu y nos das vida mediante tu palabra que infunde aliento y nos da entendimiento, sabiduría y paz.

El amar a Dios es una decisión que se debe alimentar constantemente, toma tu vitamina diaria Espiritual que es leer su palabra y oremos dando gracias al Señor por todo lo que tenemos.

¡Dios los bendiga!

Anuncios

© Francisco Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Francisco Hernandez

Ver también

Reflexiones Cristianas.. Ayudando al pobre

Ayudando al pobre

Reflexiones Cristianas.. Esta división de clases, data desde hace mucho tiempo, y en la Biblia, Dios nos enseña qué es lo que debemos hacer con los pobres y cómo ayudarles..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *