La fe en tiempos de lucha

Reflexiones Cristianas

Pelea la buena batalla de la fe” (Timoteo 6:12)

Nuestro Apóstol Pablo utiliza la metáfora de la batalla de la fe en muchas de sus epístolas. Este texto bíblico corresponde a la carta escrita a un joven seguidor cristiano de los primeros tiempos llamado Timoteo.

Es importante que nos demos cuenta que nuestra lucha no es contra alguien en particular, sino contra los espíritus de este mundo. Así pues, el conocimiento humano puede ser considerado como un claro enemigo de la fe. En este mundo se asume que sabiendo más, uno será libre.

Es verdad que un conocimiento con sabiduría nos encamina a encontrar la paz, la tranquilidad de espíritu. Pero el culto al conocimiento humano convierte en dioses a la ciencia y la razón y por ello, la búsqueda de la “verdad” se torna interminable.

Cada vez escuchamos, “el mundo está desarrollando” pero nadie sabe cuándo terminará ese desarrollo. En cambio nosotros sabemos que el conocimiento más sabio es saber la palabra de Dios, la cual creemos, y esto nos basta para hacer frente a la vida y preparar nuestras almas a la vida eterna.

Muchos podemos perder la batalla espiritual ante el yugo de las cosas materiales, incluso cuando ya tenemos lo suficiente para sentirnos tranquilos.

La sociedad con sus modas y tendencias nos invitan al círculo vicioso del consumismo y podríamos terminar atrapados. ¿Tener más es sinónimo de felicidad? Bien sabemos que eso es falso. Por eso el apóstol Pablo le exhortó a Timoteo: “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Timoteo 6:8).

Otro enemigo de la fe es la duda. Este pecado nos puede carcomer como gusano a la fruta. Debilita nuestra confianza, nos mantiene indecisos, nos hace cuestionar la palabra de Dios, nos vuelve volubles como las olas del mar.

Terminamos confiando más en nuestros propios pensamientos que en la palabra de nuestro Dios todopoderoso ¿Cómo es posible esto? Así le sucedió a Juan el Bautista, cuando mandó a preguntar a Jesús si era realmente Él el Mesías o si había otro al que había que esperar.

Juan, elegido por Dios y reconocido por Jesucristo como el mayor de los profetas, dudó… Por ello nuestro apóstol Pablo nos alienta a batallar en la fe, porque con ella obtenemos confianza, convicción y abundante bendición.

El Apóstol Pablo da un ejemplo hermoso de cómo hacernos de la armadura de Dios. Él nos recomienda:

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios…” (Efesios 6:14-17).

Así, pues, en momentos de lucha, podemos guarnecernos de esta armadura, la cual se ofrece siempre en los servicios divinos y en el escudriñamiento de las sagradas escrituras.

La buena nueva es que en la batalla de la fe no estamos solos. Porque Jesús ya obtuvo la victoria más grande para nosotros, y espera que nosotros creamos en tan elevado sacrificio. Porque de otra manera, no podríamos llamarnos cristianos.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Reflexiones Cristianas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Setenta veces siete

Reflexiones Cristianas, el mensaje de Cristo es radical y para almas valientes que son capaces de amar al prójimo y de perdonar. el perdón nos permite ..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *