Hallando misericordia en Dios

Reflexiones Cristianas

“…El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia…”  Proverbios 28:13

La palabra de Dios nos dice que el cielo y la tierra podrán pasar, pero la Palabra de Dios permanecerá para siempre. Y he aquí una promesa del Señor, a la cual se puede aferrar cualquier pecador que quiera hallar misericordia en Dios.

Oh pecador, el pecado ha secado tu alma, la ha consumido por completo. Y ahora sediento de saciar tu alma contristada con la fuente del amor de Dios, de la cual surgen torrentes de agua de misericordia. Mira aquí tienes una promesa que no fallará: “El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.”

Si en este momento dejas de encubrir tus pecados, si en este momento dejas de engañarte a ti mismo pensando que puedes engañar a Dios y confiesas tus pecados a la vez que te apartas de ellos. Por la autoridad de la Palabra de Dios, la cual no fallará nunca, tú sed será saciada con la misericordia de Dios.

Anuncios

¡Apura! Confiesa tus pecados y apártate de ellos, abandónalos. Acaso preferirás morir de sed al lado de esta fuente que no deja de fluir torrenciales de misericordia, tan solo porque no quieres abandonar tus pecados. No ocultes más tus pecados, Dios no puede ser burlado. ¿No dicen Las Escrituras que todo lo que el hombre sembrare eso cosechará?

Muchos persisten en encubrir sus pecados, Dios dice a aquellos: -No prosperarán. Más aquellos que vienen a él y confiesan sus iniquidades a la vez que las abandonan, ellos alcanzarán misericordia.

Esta es tu responsabilidad pecador, es imperativo que obedezcas, así que hoy, no mañana, hoy es el día de salvación. Ve a Dios, confiesa y abandona tus pecados, en el instante que hagas eso, la misericordia de Dios te cubrirá y serás salvo. Pero es necesario que confieses y abandones tus pecados. Una confesión sin abandono es solo remordimiento; y un abandono de ciertos pecados sin la confesión penitente ante Dios, es solo mera reformación.

Por tal motivo confesémonos culpables ante Dios, inmerecidos de todo, sólo apelando a su misericordia y bondad, a la par que nos apartamos de lo que nos ha apartado de Dios, es decir, el pecado. Sólo así el Señor ha prometido que su misericordia nos alcanzaría.

Si me dices: -Yo me confieso ante Dios, pero no puedo abandonar mi pecado, está tan arraigado a mí.
Pues hemos de llevar todo en oración, así que lleva esto también delante de Dios, y pídele que te de gracia y puedas odiar tu pecado, abandonarlo e huir y hallar refugio en él por medio de Cristo. Estoy seguro que si el clamor de tu corazón es ese, él te dará la gracia necesaria para que puedas apartarte del pecado, abandonarlo y huir en busca de refugio hacia él.

Anda pecador, hallarás refugio y perdón en la sangre de Jesucristo.

© John Henry. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Acerca de John Henry

Ver también

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Setenta veces siete

Reflexiones Cristianas, el mensaje de Cristo es radical y para almas valientes que son capaces de amar al prójimo y de perdonar. el perdón nos permite ..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *