La Necesidad De Un Nuevo Corazón

Reflexiones Cristianas

“…Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso…” Jeremías 17:9

La Palabra de Dios nos enseña que el centro controlador de una persona es su corazón. Y también nos declara el estado en que se encuentra: “engañoso y perverso”.

El estado de nuestro corazón es deplorable, puesto que por naturaleza es aborrecedor de Dios. ¡Oh! Éste es el ápice de la maldad. Desde que nacemos nuestro corazón es amoldado aún más, a la maldad de este mundo. Somos inclinados naturalmente hacia el pecado, y no hacia Dios y su palabra.

Muchos creen que al hablar de corazón únicamente nos referimos a las emociones de una persona, pues les comento, es eso y mucho más. Ya que las Escrituras al hablar del corazón se refieren también a la mente y la voluntad humana. Lo cual involucra todo nuestro ser.

Si el corazón es el centro controlador de todo nuestro ser, y la Biblia nos enseña que es engañoso y que además amamos las tinieblas. Se vuelve imposible cumplir el más grande mandamiento que se nos ha dado: “Ama a Dios con todo tu corazón…”. Y es que en nuestro estado natural es imposible amar a Dios, porque, como lo he mencionado anteriormente, por naturaleza somos aborrecedores de Dios. Alguien dirá: -Entonces ¿qué puedo hacer? La respuesta es ésta: -Necesitas un nuevo corazón.

Mientras tu corazón no sea cambiado por uno nuevo no podrás y no querrás amar a Dios. Pero tranquilos, no estamos desprovistos. Puesto que Dios, quién se deleita en misericordia, ha provisto esto y mucho más para todos aquellos que vienen a él en su ayuda. Él ha prometido darnos un nuevo corazón: “Os daré corazón nuevo…” Ezequiel 36:26.

Por medio de Jesucristo, el cumplimiento de esta promesa en nosotros se vuelve una realidad. ¿Acaso no es una buena noticia? Dios nos da el mandamiento de amarlo, conociendo nuestro perverso corazón, y Él mismo provee la solución para poder amarlo… ¡Maravillosa providencia! Así que ven abandona tus pecados y pon tu fe en Jesucristo, él te dará un nuevo corazón y serás transformado en una nueva criatura.

La palabra de Dios nos muestra al creyente como alguien nuevo, alguien que ha sido hecho una nueva criatura, y es así. Puesto que en aquel que ha sido hecho una nueva creación, en aquél han nacido, producto de un nuevo corazón, nuevos deseos, una nueva mente y una nueva voluntad. ¡Esto es un nuevo corazón! Con el que ahora su vida tomará un nuevo azimut, diferente al que llevaba en su antigua vida, aborreciendo a Dios y hundiéndose cada vez en el pecado.

Pero ahora la disposición de su corazón estará inclinada a amar a Dios, a buscar agradarle y por ende a obedecerle. Aunque habrá veces en que pequemos, este pecado no será más cometido con todo el corazón, como lo hacíamos antes, puesto que la nueva criatura que ahora somos, por el poder de Dios, no se complacerá más en el pecado.

El apóstol Pablo era consciente de la guerra que había dentro de él. Decía un predicador: “Si sientes dentro de ti una guerra; en la cual luchas contra el pecado que mora en ti; es una señal de que hay vida espiritual en ti, ya que los muertos no sienten nada”.

Gloria a Dios por medio de Jesucristo, porque nos ha dado juntamente con él (Jesucristo), todo lo necesario para vivir vidas santas y en obediencia…

© John Henry. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Acerca de John Henry

Ver también

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Setenta veces siete

Reflexiones Cristianas, el mensaje de Cristo es radical y para almas valientes que son capaces de amar al prójimo y de perdonar. el perdón nos permite ..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *