Inicio / Reflexiones Cristianas / Levantaos, y no temáis

Levantaos, y no temáis

“…Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. 6 Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. 7 Entonces Jesús se acercó y los tocó, y dijo: Levantaos, y no temáis. 8 Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo…” Mateo 17:5-8

El temor es como una bestia gigante con garras de desesperación, ansiedad e ira, que ataca y afecta la vida de los cristianos, con el propósito de paralizarnos para que no obtengamos la victoria. No existe excepción de personas, aun los más valientes han llegado a sentir temor en determinadas ocasiones. Muchos tratan de encubrir sus temores en las drogas, el alcohol, la fornicación, y diversiones mundanas. Pero ninguna de estas cosas jamás logra la victoria sobre el temor.

Cuando nuestro Señor hablo del tiempo que procedería su regreso Él dijo: “…desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra…” (Lucas 21:26). ¿Has desfallecido debido al temor? ¿Cómo respondes cuando el temor llega a tu vida?

No existe razón por la que un cristiano viva en temor, el temor que ahora sientes siempre será vencido por el único capaz de vencer, y su nombre es Jesus. No permitas que el temor te acorrale y te detenga, confía en Dios y sus promesas. Rindete ante los pies de Jesus y declara con convicción: “…Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio…” (Salmos 18:2).

Anuncios

Escucha que Él te dice hoy: “…Levantaos, y no temáis…”

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Devocionales Cristianos - La palabra y sus efectos

La palabra y sus efectos

Reflexiones Cristianas - ¿Nos hemos puesto a pensar qué sucedería si las personas no tuviéramos la capacidad de hablar? Imagino un mundo en que la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *