Las enseñanzas de Jesús

Devocionales Cristianos – Mensajes Cristianos

“…De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama…” Lucas 22:20

Jesús murió por nosotros. Fue un gesto de humildad, pero también de vida y de santidad. Cuando Jesús fue crucificado nos estaba mostrando el gran amor que nos tenía, al perdonarnos todos nuestros pecados, incluso el darle la espalda, y días después, al resucitar, nos demostró toda la gloria de Dios. Se sacrificó para demostrarnos el eterno amor que Dios tiene por todos nosotros y que siempre estaremos a tiempo de arrepentirnos y seguir el camino del Señor: el camino del amor, el camino de la fe, el camino de Jesús.

Es muy significativo este gesto de Dios, pues es la muestra de su gloria y también es un sacrificio que Él hace por nosotros. ¿Cuántas veces nosotros podemos hacer sacrificios por Él y no los hacemos? ¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por nuestra calidad de humanos y nos olvidamos de que somos creación divina? Y a pesar de esto, por más que cometamos errores, tenemos la seguridad de que Dios nos ama, de que tiene la capacidad de perdonarnos si estamos verdaderamente arrepentidos y si hemos reflexionado verdaderamente sobre el amor que nos tiene y sobre las enseñanzas que nos brindó, a través de la vida y muerte de Jesús.

Hemos de estar agradecidos con Dios por enviar a su hijo para mostrarnos el milagro de la vida, de la muerte y de la resurrección, que nosotros tendremos a su lado.

Anuncios

Sin embargo, no debemos de aprovecharnos de la humildad de Dios y de su capacidad de perdonarnos. Tenemos todos los días la oportunidad de demostrarle que estamos enterados de la manera en que Jesús vivió y, a través de nuestras acciones, demostrarle que lo amamos, que amamos la vida, que amamos a nuestros prójimos y que buscamos la gloria a través de la fe.

Nadie dijo nunca que tener una fe constante y un amor sin dudas por la vida y por los milagros de Dios fuera fácil. Somos humanos, pero tenemos la capacidad de vivir el amor de Jesús, porque Él vino a demostrarnos que, como persona humilde, podía repartir la fe del Señor a quienes lo escuchaban.

Nosotros también tenemos la capacidad de vivir los milagros de Dios y de ofrecerles esas vivencias a nuestros cercanos, porque tenemos la capacidad de amar, de vivir con plenitud y de expresarles a los demás nuestra fe, nuestros gustos y las enseñanzas de Jesús, a través de cómo nos comportamos, cómo actuamos y cómo vivimos nuestra fe, de manera coherente.

Cada vez que tengamos la oportunidad, recordemos las enseñanzas de Jesús, la manera en que Dios nos recomienda que vivamos nuestros días, el sacrificio que Él hizo al vivir y morir por el perdón de todos nuestros pecados y reflexionemos sobre todas las maneras en que podemos predicar la fe, el amor y las enseñanzas de Dios.

Estemos dispuestos a vivir una vida con un poco más de sacrificios por el bien de nuestra convivencia, de nuestros prójimos, de nuestras familias y de nuestros allegados. Predicar la fe y el amor, en nuestras acciones, es la mejor manera de mantenernos allegados a Dios y de vivir según las enseñanzas de Jesús.

© Hector Patron. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Acerca de HectorPatron

Ver también

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Setenta veces siete

Reflexiones Cristianas, el mensaje de Cristo es radical y para almas valientes que son capaces de amar al prójimo y de perdonar. el perdón nos permite ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *