Cómo perdonar al otro

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas Reflexión de Hoy: Cómo perdonar al otro

Reflexión Cristiana Lectura Bíblica: “…Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas…” Mateo 6:14-15

Introducción

Perdonar debe de ser unas de las acciones más llenas de amor que existen. También es, sin duda alguna, unas de las acciones y muestras de fe más difíciles de realizar de manera sincera. El rencor es malo porque llena nuestro corazón de odio y nos hace actuar en consecuencia de él. Un verdadero perdón es el que tiene su base en el amor de Dios, en la esperanza de un mundo mejor y en la fe que tenemos.

Siempre que nos encontramos en situaciones donde debemos de perdonar a alguien por hacernos daño a nosotros o a alguien a quien amamos, nos encontramos en una de las situaciones más difíciles de nuestras vidas. Perdonar se dice muy fácil, pero, ¿cómo hacemos para que los restos de rencor que guarda nuestro corazón desaparezcan? No es fácil, más lo que sí es seguro es que sólo se puede hacer a través de la fe y amor a Dios.

Sólo Dios tiene el verdadero perdón

Para comenzar a perdonar a quien nos hirió, tenemos que tener en cuenta que únicamente Dios puede juzgar al otro y que nosotros estamos aquí gracias al amor que Dios nos tiene y, a pesar de ello, también hemos lastimado en alguna ocasión a nuestros cercanos. No somos perfectos, más Dios nos perdona nuestros momentos de debilidad.

A pesar de que nosotros sintamos rencor hacia con alguien, no debemos de dejar que ese sentimiento se apodere de nosotros, porque entonces se convierte en vanidad, porque creemos que nosotros tenemos la capacidad de juzgar las acciones de los demás, y también se convierte en motor para la venganza. Aunque suene difícil, lo mejor que podemos hacer si alguien nos lastima, es ofrecerle amor y fe, pues es lo que Dios nos ha ofrecido a nosotros y es con lo que muchas veces vamos a salir adelante en nuestras vidas.

El perdón y el juicio divino es algo que sólo le compete a Dios

Sin embargo, lo que Dios espera de nosotros es que prediquemos las enseñanzas de Jesús, su hijo que murió por nuestra salvación, y que amemos a nuestros prójimos, seamos justos y vivamos con amor por la vida.

Cuando tengamos un rencor en nuestros corazones que no podemos sacar fácilmente, no hay mejor manera de hacer que hablar con Dios a través de la oración, a través de sus pastores; no hay mejor manera que entregarnos al amor, a la fe y a la esperanza. El rencor, al ser un sentimiento tan duro y consistente, será difícil de eliminar; no se va de tajo, se va poco a poco. Es un trabajo que sólo se logra con tiempo, constancia y con mucho amor a Dios.

Conclusión

Tenemos la capacidad de amar, así como hemos tenido la capacidad de guardar rencores y no permitirnos perdonar a alguien más. Utilicemos el amor, que es lo que Dios nos pide, para salir de los momentos más difíciles e nuestras vidas. Utilicemos el amor para comprender por qué el otro, el prójimo, nos lastimó y, aún más importante, utilicemos toda nuestra fe y el amor que Dios nos tiene, para perdonar.

© Hector Patron. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

author avatar
HectorPatron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio