Inicio / Reflexiones Cristianas / Ser fraternal con los demás

Ser fraternal con los demás

Devocionales Cristianos – Mensajes Cristianos

“…No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles…” Hebreos 13:2

Uno de los valores más importantes que tenemos que darnos la oportunidad de practicar es la fraternidad. La fraternidad se trata de ser bueno con los demás, sin juzgarlos; la fraternidad se trata de ir por la vida dándole amor a nuestros prójimos, aunque no los conozcamos y aunque no vayamos a convivir en otro momento con ellos. La fraternidad es abrir las puertas de nuestros corazones para que los demás puedan entrar y recibir un poco del calor de nuestro amor y del amor que Dios reparte a través de nosotros.

Cuando dejamos entrar a las personas a nuestras vidas, estamos dándonos la oportunidad de conocer sueños, pasiones, miedos, aventuras y muchas más cosas que van a hacer nuestra vida mucho más plena. Entre más nos demos la oportunidad de escuchar a los demás, de compartir con ellos lo poco o lo mucho que tengamos, más gratificante va a ser nuestra espiritualidad, porque tendremos en ella el amor de muchas otras personas y aprenderemos a sentir de mejor manera el amor de Dios.

Y dejar entrar a nuestras vidas a nuestros prójimos no significa que los vayamos a llevar con nosotros a todos lados. Simplemente significa que, todos los días, mientras convivimos y compartimos este tiempo y este espacio con otras personas, seamos amorosos, seamos comprensivos y nos demos la oportunidad de darles paz y tranquilidad a los demás.

Anuncios

Cuando tenemos amor por los otros, construimos un mundo mejor porque vamos por la vida con amor, con paz, sin la necesidad de entrar en conflictos y sin la necesidad de inventar chismes sobre los demás. Si no nos damos la oportunidad de amar al prójimo, estamos cayendo en la tentación de no amar a Dios, porque Dios, en su amor eterno, quiere que prediquemos lo que su hijo hizo con nosotros.

Jesús nos enseñó que el amor puede cruzar fronteras, puede generar milagros y puede cambiar las vidas de muchas personas. Jesús siempre fue fraternal con todas las personas alrededor de Él, incluso con aquellas que, en la tentación, buscaron traicionarlo. Jesús nos demostró que no importa si el prójimo quiere lastimarnos, nosotros no podemos dejar que ello interrumpa el flujo de nuestra fe, de nuestra espiritualidad y de todo el amor que Dios nos brinda a través de la vida.

También tenemos que tener en cuenta que siempre que nos damos la oportunidad de conocer a alguien más, nos damos también la oportunidad de conocer a quien cambiará nuestras vidas. Nunca sabemos si en un cruzar de palabras o de miradas, sólo por mero amor y fraternidad, terminemos conociendo a la persona que Dios nos mandó para cuidar de nosotros, hacernos compañía, ser nuestro mejor amigo o ser el amor de nuestras vidas con quien compartiremos todo.

Hay que darnos la oportunidad de conocer a nuestros hermanos con amor, con fe y con la confianza de que Dios sabe qué es lo mejor para nosotros y quiere que pasemos nuestra vida con las personas indicadas que nos llenarán de amor.

© Hector Patron. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Acerca de HectorPatron

Ver también

Devocionales Cristianos - La palabra y sus efectos

La palabra y sus efectos

Reflexiones Cristianas - ¿Nos hemos puesto a pensar qué sucedería si las personas no tuviéramos la capacidad de hablar? Imagino un mundo en que la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *