Inicio / Reflexiones Cristianas / El regreso a la iglesia

El regreso a la iglesia

Devocionales Cristianos… Devocional Cristiano

La iglesia es, en realidad, la casa de los feligreses. Ellos la toman como el lugar santo, donde todos los hermanos comparten en armonía y se deja de ser para uno mismo, para ser de los demás. Es el lugar donde se aprende el verdadero significado de la palabra servir, que viene sucediendo a la palabra amor.

Donde podemos recibir paz y al mismo tiempo dejar todas las cargas que, como seres humanos, experimentamos en nuestro paso por la vida.

Cuando hemos vivido por cierto tiempo en esta hermandad, que sólo por la gracia de Dios se puede manifestar y nos aclimatamos a ese intercambio predominantemente espiritual, y no material, es muy difícil separarse, y cuando se hace, se siente un vacío tan grande, que viene a llenarse cuando emprendemos el regreso.

Me contaba alguien, en una ocasión, que por influencias muy negativas, una vez había abandonado su iglesia, distanciándose de su pastor y del resto de la congregación. Se impuso el lema, me decía él: “Dios está en todas partes”, lo cual no deja de ser cierto; pero además podíamos agregar que el diablo también anda por dondequiera y nada bueno nos trae. Pues bien, empezó a sentir un enfriamiento tan grande, que ni siquiera su famoso refrán, lo podía calentar. Vinieron las decisiones intempestivas sin previa comunicación con Dios y como consecuencia, los fracasos.

Anuncios

Los golpes adversos y la desolación, le provocaron el vacío que viene pisándole los talones a estos dos, cuando se escoge el camino equivocado y que solamente Dios, en su inmensa misericordia, puede llenar y que el momento preciso, nos da la lección que finalmente nos hace reflexionar.

Un día nuestro protagonista fue invitado a participar a un evento que se celebraba en una galería de bellas artes, donde muchos cuadros se iban a exhibir. Después de haber visto varios, hubo uno que le llamó grandemente la atención.

Se trataba de uno hecho por un pintor desconocido que dejaba ver el complejo semblante de arrepentimiento y al mismo tiempo esperanzado de un hombre que encaminaba sus pasos hacia las puertas de una iglesia donde lo esperaba un numeroso grupo que con los brazos abiertos le daba la bienvenida.

Miró al margen superior del cuadro y pudo leer lo siguiente: “El regreso a la iglesia”. Nuestro amigo se vio retratado en el cuadro y comprendió que Dios da lecciones; pero no quiere que nos perdamos. Me dijo que vino a su memoria la parábola del hijo pródigo y sentía una voz que le susurraba: –Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Lucas 15:32. Sus últimas palabras fueron: -Ese mismo día, regresé a mi iglesia.

Mi querido amigo que entra a estas páginas, no se lo adjudique a la obra de la casualidad. Dios ha querido que usted, como el hijo pródigo y otros tantos que hoy están descarriados, regrese a escuchar su palabra donde con una fiesta de amor, lo van a recibir.

© Antonio J. Fernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Antonio J. Fernández

Mi nombre es Antonio Fernández, soy profesor universitario de matemática, y hace más de 20 años que sirvo al Señor. Mi esposa y yo asumimos el compromiso de serle fiel cada día de nuestras vidas, y de predicar Su palabra para cumplir con la misión que Él nos entrego.

Ver también

Bosquejos para Predicar - Hablame Señor y hazme entender

Hablame Señor y hazme entender tus dichos

Reflexiones Cristianas.. Danos la sabiduría necesaria para discernir los tiempo y entender que no somos nosotros sino tu Santo Espíritu el que obrara en la vida de cada ser humano que quiera rendirse a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *