Inicio / Reflexiones Cristianas / El satélite Mexicano

El satélite Mexicano

Devocionales Cristianos… Devocional Cristiano

Todo comenzó en el verano de 1964 en un pueblín de campo llamado Nueva Luisa en las cercanías de Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba. En esta estación del año solían venir, a este lugar, algunos circos que constituían todavía pequeñas compañías privadas.

Todos ellos traían, como es natural, acróbatas, magos, bailarinas y payasos entre otros artistas los cuales eran la esencia del espectáculo que hacían pasar un buen rato a la distinguida concurrencia, como ellos decían. Lo que ocurrió aquella noche no era común. Ya habían actuado los acróbatas y le correspondía el turno a una bailarina.

Entonces el anunciador presentó, con mucho bombo y platillo, a la que tenía como sobrenombre El Satélite Mexicano. Era una mujer que pasaba de los cincuenta años de edad y aunque era una profesional del baile, sus carnes se veían muy flojas al usar el traje de baile que enseñaba mucho más que cuando estaba correctamente vestida.

Al finalizar el número, el público aplaudió por pura educación; pero no porque fuera realmente movido a hacerlo. Posteriormente el mago hizo algunos trucos que siempre dejan boquiabierto a los espectadores y por fin la bailarina que todos esperaban.

Anuncios

Le llamaban El Pollito del 64 -el año anterior había sido del 63 y así cambiaba de acuerdo a la fecha-. Era una muchacha muy joven y bonita que todos conocían de sus pasadas actuaciones. Terminado su número, la carpa se sacudía por los estrepitosos aplausos. De esta manera continuó la función con los chistes de los payasos y todos los artistas que tenían presentaciones.

Llegó la hora de cerrar la noche y el anunciador presentó para el cierre al Satélite Mexicano. Tan pronto apareció en el escenario; un soldado del Ejército Rebelde, que estaba esa noche allí con su traje militar, le lanzó una sonora trompetilla al Satélite en señal de desprecio.

La bailarina paró de bailar y con lágrimas en los ojos, se regresó a su camerino. El resto del público con murmuraciones expresaron su repulso al grocero soldado. Hubo fuertes palabras entre el anunciador y el soldado; pero nada ocurrió y por fin terminó la función del circo.

Pasaron varios años de aquel penoso incidente y saliendo yo de la escuela donde estudiaba, dos hombres y una mujer me detienen a mí y a mis compañeros: -Oiga jóvenes, vengan, queremos compartir esta palabra con ustedes- dijo ella y continuó: -Yo soy la hermana Mercedes, escuchen- abrió la Biblia y leyó Mateo 19:30Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.

Y de inmediato explicó el versículo; pero yo la reconocí y le pregunté: – ¿No era usted El Satélite Mexicano?-. A lo que ella me respondió: -Tú lo has dicho, era. Sí, era El Satélite Mexicano que le traía la diversión a la gente, de pueblo en pueblo. Pero ahora soy un Satélite de Jesucristo que traigo, por orden de él, las buenas nuevas.

Mi querido amigo que lee este artículo, no importa quien haya sido usted antes. Jesucristo lo puede traer, de postrero a primero.

© Antonio J. Fernandez. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Antonio J. Fernández

Mi nombre es Antonio Fernández, soy profesor universitario de matemática, y hace más de 20 años que sirvo al Señor. Mi esposa y yo asumimos el compromiso de serle fiel cada día de nuestras vidas, y de predicar Su palabra para cumplir con la misión que Él nos entrego.

Ver también

Bosquejos para Predicar - Hablame Señor y hazme entender

Hablame Señor y hazme entender tus dichos

Reflexiones Cristianas.. Danos la sabiduría necesaria para discernir los tiempo y entender que no somos nosotros sino tu Santo Espíritu el que obrara en la vida de cada ser humano que quiera rendirse a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *