Inicio / Reflexiones Cristianas / Si puede creer

Si puede creer

Reflexiones Cristianas… Mensajes Cristianos

Cuando recibió la noticia por teléfono, no pudo creerlo, era prácticamente increíble.  Su hijo de doce años había sido condenado a pasar todos los días de su vida en una silla de ruedas. Los exámenes hechos por los mejores especialistas, decían que era imposible caminar. Por eso el padre no pudo creer lo que le decían y necesitó ir personalmente a comprobar con sus propios ojos la noticia. –Esto es imposible –decía –Los médicos no pueden equivocarse.

Entró súbitamente a la casa y gritó: -¿Dónde está mi hijo?

-Aquí estoy, papá –contestó él parado sobre sus pies, lejos de la silla de ruedas y sin muletas ni bastón. El padre quedó estupefacto y aun sin poderlo creer le dijo: -Pero, acércate hijo, quiero abrazarte. –El hijo se acercó con extraordinaria naturalidad al padre y éste sin salir del espanto, no podía experimentar alegría alguna, sólo una escéptica sorpresa que le ahogaba la voz sin poder proferir alguna palabra, y es el propio niño quien rompe el silencio.

-Sí papá, puedo caminar perfectamente.

Anuncios

-¿Pero cómo ha sido esto? –por fin reflexiona el padre.

-Pues nada, papá –explica el hijo –yo estaba, como de costumbre, sentado sobre la silla de ruedas, en la acera de nuestra casa, cuando un señor que pasaba por allí, se detuvo y me preguntó: “Niño, ¿por qué no caminas?” –Porque los médicos dicen que nunca podré -le contesté.

-Se arrodilló ante mí como para hablarme de muy cerca y casi me susurró al oído: “¿Quieres conocer a Jesucristo?”

-¿Es algún buen médico? –le pregunté, y él me respondió que era el mejor de todos y el que nunca se equivocaba. Entonces accedí, y me pidió que expresara con mi boca y que sintiera sinceramente en mi corazón, que era mi Señor y mi salvador. Yo lo hice así, entonces él comenzó a orar por mí y al final me dijo: “En el nombre de Jesucristo te ordeno que te levantes y camines”

-Algo nunca antes sentido me sucedió en ese momento, creí en Jesucristo y me levanté, y vi que podía. Caminé, y vi que podía. Fui a correr para dentro de la casa para que mamá me viera; pero él me detuvo por un brazo: “Ahora no sólo caminas y corres, sino que también tienes vida eterna. Ama mucho a Jesucristo que es tu salvador”. El resto de la historia, tú la estás viendo, papá.

-¿Y dónde se encuentra ese hombre? –preguntó el padre.

-No sé, papá; pero te pido que, como yo, aceptes a Jesucristo, para que seas salvo.

Anuncios

Si no lo veo con mis propios ojos, no lo creo. Una frase muy popular que constantemente estamos usando, olvidando que Jesucristo se la hizo tragar a Tomás: –Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. Juan 20:29.

Mi querido lector que entra a estas páginas, sepa que reconocemos la labor que hacen los médicos por sanar y salvar vidas, y los admiramos; pero ellos son seres humanos y sí se pueden equivocar; mas, Jesucristo nunca se equivoca. Crea en él y tendrá el precioso regalo de la vida eterna. ¿Por qué se nos hace tan difícil creer? No sabe usted que grandes cosas pueden hacerse, si se puede creer. Recuerde que Pedro creyó, y pudo caminar por encima del agua; pero dejó de creer, y pronto se hundió.

© Antonio J. Fernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Antonio J. Fernández

Mi nombre es Antonio Fernández, soy profesor universitario de matemática, y hace más de 20 años que sirvo al Señor. Mi esposa y yo asumimos el compromiso de serle fiel cada día de nuestras vidas, y de predicar Su palabra para cumplir con la misión que Él nos entrego.

Ver también

Mensajes Cristianos - Pasa que esta abierto

¡Pasa que esta abierto!

Mensajes Cristianos - Una de las cosas que era imposible y prohibida para el pueblo del Señor en la antigüedad era entrar en la habitación de Dios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *