Inicio / Predicas cristianas / La Obediencia

La Obediencia

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Es increíble que algo tan sencillo sea tan difícil, que para el ser humano sea tan difícil de hacer para con otros, pero nos encanta que lo hagan con nosotros, de pequeños solemos hacerlo a veces y de joven no nos gusta hacerlo, inclusive el primer pecado entró al mundo por no hacer esto que se llama obediencia.

Es tan fácil desobedecer pero paradójicamente también lo es obedecer, pero ¿por qué nos cuesta tanto hacerlo?, el pecado entró a la raza humano por la desobediencia entonces no es sorpresa que sea uno de los pecados más recurrentes, incluso todo pecado recae y tiene su raíz en la falta de obediencia, así que por consecuencia la desobediencia es parte de la raíz del pecado.

Para obedecer es necesario que haya un mandato, ley o autoridad, sin esto no puede existir obediencia porque entonces ¿a qué o a quien desobedeceríamos?, por lo tanto para obedecer debe haber una autoridad superior y esta es Dios, el creador, todopoderoso y soberano. Los creyentes de la iglesia naciente exclamaron en Hechos 4:24Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay.

Cuando hablamos de que Dios es Soberano decimos que Él actúa según el afecto de su voluntad sin nada que lo restringa de sus deseos, sobre Él no hay autoridad, no hay quien le diga que hacer, el coloca las reglas y leyes, tanto de la naturaleza, la leyes físicas y de conducta.

Anuncios

Vemos que el primer acto de desobediencia se debe a que antes de esto hubo un mandato de parte de Dios, una prohibición específica “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” Génesis 2:16-17, después de no obedecer ese mandato directo las consecuencias fueron tal como lo indicaba el Creador la muerte entró al mundo, la muerte espiritual.

Pero, ¿Por qué cuesta tanto obedecer?

Fuera de las consecuencias directas de la caída de Adán en el huerto del Edén y de nuestra imposibilidad de no pecar, existe otra razón por la cual el ser humano le es cuesta arriba obedecer, y es que fuimos diseñados para enseñorear sobre toda la tierra, fuimos hecho para gobernarla y sojuzgarla, en nuestra naturaleza eso está impregnado, no nos gusta recibir órdenes de otra persona, institución, de Dios ni de nadie, nos gusta hacer lo que queremos, cuando lo queremos y como lo queremos, queremos mandar y nos molesta tener que someternos bajo la autoridad de otra persona, pero la Biblia dice al respecto en Romanos 13:1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios ha sido establecidas.

Dios trabaja bajo esquemas de autoridad y sobre cada persona existe y existirá alguien superior a quien someterse y deber obediencia.

Obedecer por lo tanto representa sujeción a la autoridad, una persona que obedece es una persona humilde, sencilla, sujeta y ordenada, son cualidades que a Dios le agrada de sus hijos, Él no creó a la humanidad para que esta le desobedeciese, le irrespete o para contender contra Él, al contrario lo hizo para vivir en armonía.

El deseo del Creador es que sus hijos le obedezcan, Él se complace en la obediencia puesto que con esto le demostramos que nos sujetamos ante Su autoridad, pero ¿cómo no sujetarnos a Dios si él ha sido y es tan bueno? “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” Jeremías 29:11.

Debemos obedecer a Dios porque Él quiere el bienestar para nosotros, que nuestro camino sea bendecido, Él se complace en ser obedecido más que en alabanzas, más que en sacrificios, buenas obras, lo que Dios quiere es que le obedezcamos y como consecuencia de esto vengan las alabanzas, la oración, las buenas obras “Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.” 1 Samuel 15:22.

A continuación veremos que la Palabra de Dios es muy explícita en cuanto a quienes debemos rendir obediencia en este mundo además de a nuestro Creador, se trata de obedecer a los padres a las autoridades gubernamentales, a los ancianos, a los jefes en nuestros empleos, todo esto es parte del orden que Dios ha establecido y como los seres humanos nos hemos organizados, veamos entonces algunos pasajes bíblicos donde se refleja esto:

Obediencia a vuestros Padres:Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.” Colosenses 3:20.

Anuncios

La verdad es que es un instinto natural el obedecer a nuestros padres, sin embargo Dios ha dado un verdadero énfasis en este mandamiento porque en nuestra naturaleza caída y rebelde al pasar los años queremos hacer caso omiso a las enseñanzas de ellos, el no obedecerles e incluso desafiarlos, nuestros padres velan por nuestro bienestar y porque seamos personas integras y de éxito en nuestro andar.

Obediencia a los Gobernantes:Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.” 1 Pedro 2: 13-14.

Mucha veces esto se nos hace difícil, pues no siempre tenemos precisamente las mejores autoridades gubernamentales del mundo, en muchos casos son corruptas y no hacen el trabajo bien, además, las leyes modernas nos da el derecho de protestar y en algunos países está la opción de la desobediencia civil.

Sin embargo más allá de todo esto, a nosotros los Hijos de Dios se nos da el mandato claro de que debemos obedecer a los gobernantes y respetarlos, esto implica obedecer las leyes de cada país y a las autoridades de este. Debemos ser ciudadanos ejemplares.

A los Jefes en el trabajo: “Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar.” 1 Pedro 2:18.

Aun cuando ahorita la esclavitud no existe en prácticamente ningún país del planeta, ahora somos esclavos de nuestros empleos, y nuestros amos son nuestros jefes (esto es hablando alegóricamente), así que debemos sujetarnos a ellos, tanto a los buenos como a los malos, a los amables y déspotas, a los que nos agradan y los que no. En nuestro trabajo debemos ser el/la mejor empleado(a).

Anuncios

A los Ancianos:Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.” 1 Pedro 5:5.

De pequeños siempre nos dicen que respetemos y obedezcamos a los mayores, y eso no cambiará nunca, incluso de adulto empezamos a valorar y estimar en gran manera a los ancianos, y no solamente la edad, sino por la sabiduría que cada uno de ellos tiene.

Si hablamos de los ancianos de la iglesia más aun, pues ellos son usados por Dios para edificación de la iglesia, ya sea ancianos como cargo eclesiástico o por edad cada uno de ellos deben ser respetados.

Por último y para concluir, la Obediencia trae recompensa a nuestras vidas, un padre y una madre se sienten congraciados y feliz con sus hijos por su obediencia, como consecuencia ellos le brindan de su confianza y de recompensas por su buen comportamiento, ¿cuánto más nuestro padre celestial también nos llenara de sus ricas bendiciones al tener una vida como a Él le agrada? sobre todo cuando lo hacemos con amor genuino para agradarle. “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.” Deuteronomio 28:1.

Sin duda alguna la obediencia es un valor y un hábito que debemos ir sembrando en nosotros, cada día aprendamos a obedecer y someternos antes nuestros superiores según el ámbito que nos desenvolvamos, hemos visto como este hábito trae obediencia y que nuestro Dios se complace en esto.

Sigamos el mayor ejemplo de obediencia el de nuestro Señor Jesucristo “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” Filipenses 2:8.

No hay nada que podamos darle a Dios pues todo es de Él, pero algo en que siempre se ha complacido y complacerá es que nosotros sus hijos vivamos una vida recta ante Él, una vida de Obediencia.

Redactado por: Erick Principal

© 2016. Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos.. ¿Qué aprendemos de la tentación de Jesús?

El diablo puede tentarte usando tu fe

Predicas Cristianas, las acciones del enemigo en contra de quienes están en el camino de Dios son varias y especialmente tratan de corromper la forma ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *