La Oración de Jesús

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de Hoy: La Oración de Jesús en Juan 17

Predica Cristiana Lectura Bíblica: Juan 17:1-26

Introducción

Queridos hermanos y hermanas en la fe, hoy nos reunimos con corazones abiertos y humildes para explorar el poder y la profundidad de la oración de nuestro Señor Jesucristo, registrada en el Evangelio según Juan, capítulo 17. Esta oración nos muestra el corazón de nuestro Salvador y revela verdades fundamentales sobre nuestra relación con Dios.

En esta oración, Jesús se adentra en un momento de profunda comunión con Dios, y en este pasaje, descubriremos tres puntos clave que nos guiarán en nuestro viaje de fe.

Hoy, permitanme llevarlos a través de estas profundas palabras de Jesús y descubrir cómo impactan nuestras vidas. Recordemos que, aunque las palabras fueron pronunciadas hace mucho tiempo, su mensaje es eterno y relevante para cada uno de nosotros.

I. La Oración de Jesús: Jesús ora por Sí Mismo (verss. 1-5)

¡Comencemos explorando el primer segmento de la oración de Jesús! Es un momento íntimo y profundo entre Jesús y Su Padre. Jesús comprende que Su tiempo en la tierra está llegando a su punto culminante: Su crucifixión y resurrección. En este acto de oración, busca la gloria de Dios en todo lo que hace.

Algo sorprendente aquí es cómo Jesús habla sobre la vida eterna. No la define simplemente como una existencia interminable, sino como conocer profundamente a Dios y a Él mismo. Es una relación íntima que trasciende el tiempo y el espacio.

Mientras leemos estos versículos, recordemos que Jesús está cumpliendo la misión que el Padre le encomendó: traer la redención y la vida eterna a través de Su sacrificio. Y al final de esta sección, Jesús habla de compartir la gloria con el Padre que tenían desde antes de la creación.

a. Jesús busca la gloria de Dios

Jesús nos enseña que Su misión en la tierra tenía un propósito supremo: revelar la gloria de Dios a través de Su vida, muerte y resurrección. Él vino a mostrar al mundo el amor y la gracia del Padre celestial.

b. Él habla del significado de la vida eterna

Jesús nos dice que la vida eterna es conocer al único Dios verdadero y a Jesucristo, a quien Dios envió (vers. 3). La vida eterna no es solo una duración infinita, sino una relación profunda con Dios.

Aplicación

Hermanos y hermanas, sigamos el ejemplo de Jesús al buscar la gloria de Dios en todo lo que hacemos. La vida eterna no es algo que esperamos solo después de la muerte, sino una relación viva con Dios que comienza aquí y ahora.

La oración de Jesús nos revela una profunda verdad: Él vino al mundo para manifestar la gloria de Dios y ofrecernos vida eterna a través del conocimiento de Dios. Ahora, adentrémonos en el segundo punto, donde Jesús ora por Sus discípulos y, en consecuencia, por todos nosotros.

II. La Oración de Jesús por Sus Discípulos (verss. 6-19)

En esta parte de la oración de Jesús, Él se enfoca en Sus discípulos, aquellos que han caminado junto a Él y han sido testigos de Su enseñanza y milagros. Es una oración de protección y consagración. Jesús reconoce que Sus discípulos son un regalo del Padre, y Él ha manifestado el nombre de Dios a ellos.

Es importante destacar cómo Jesús pide protección para Sus discípulos en un mundo lleno de desafíos y peligros. Él quiere que estén en el mundo, pero no sean del mundo, es decir, que no se dejen influenciar por las normas y valores que van en contra del Reino de Dios.

Un versículo clave aquí es el vers. 17, donde Jesús ora: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” Esto resalta la importancia de la verdad de la Palabra de Dios en la vida de los creyentes.

a. Jesús agradece por Sus discípulos (verss. 6-8)

Jesús expresa gratitud al Padre por los discípulos que Dios le dio. Reconoce que ellos han recibido y creído en las palabras que Él les enseñó. Esta gratitud de Jesús nos muestra la importancia de la fe en Sus enseñanzas.

b. La Oración de Jesús por la protección y unidad de Sus discípulos (verss. 9-19)

En esta sección, Jesús ruega al Padre que proteja y santifique a Sus discípulos mientras están en el mundo, para que puedan ser un testimonio fiel. Él también ora por la unidad entre ellos, una unidad que reflejará la unidad entre el Padre y el Hijo.

Aplicación

Queridos hermanos y hermanas, en esta oración de Jesús, encontramos una llamada a la unidad y la protección entre los creyentes. Recordemos que Jesús ora por nosotros, y Su deseo es que estemos protegidos y unidos en nuestra fe mientras enfrentamos las pruebas de este mundo.

La oración de Jesús por Sus discípulos es un recordatorio de Su amor y preocupación por nosotros. Ahora, avancemos hacia el tercer punto, donde Jesús extiende Su oración a todos los creyentes, incluyéndonos a nosotros.

III. La Oración de Jesús por Todos los Creyentes (verss. 20-26)

En esta última parte de la oración de Jesús, Él se extiende más allá de Sus discípulos inmediatos y ora por todos los que creerán en Él a través de la palabra de Sus discípulos. Es una oración por la unidad y el amor entre los creyentes a lo largo de la historia.

Jesús anhela que todos los que lleguen a conocerlo tengan una relación íntima con Dios y compartan en la gloria eterna que Dios ha preparado. Esto enfatiza la idea de que el evangelio no se limita a una época o lugar, sino que es un mensaje universal que trasciende las fronteras y las generaciones.

Uno de los versículos clave en esta sección es el vers. 23, donde Jesús ora: “Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

a. La unidad de los creyentes (verss. 20-23)

Jesús ora por la unidad de todos los creyentes, una unidad que revelará al mundo que somos discípulos de Cristo. Esta unidad se basa en el amor y la comunión con Dios y entre nosotros.

b. Conocer el amor de Dios (verss. 24-26)

Jesús concluye Su oración deseando que todos los creyentes experimenten el amor con el que Dios lo amó desde antes de la creación del mundo. Este amor nos lleva a conocer a Dios y a vivir en Su luz.

Hermanos y hermanas, somos parte de la respuesta a la oración de Jesús. Su deseo es que seamos uno en amor y unidad, reflejando la relación entre Él y el Padre. Nuestra unidad y amor son un testimonio poderoso para el mundo que busca la verdad.

Conclusión

En esta reflexión sobre la oración de Jesús, hemos explorado las profundas verdades de la gloria de Dios, la vida eterna, la unidad entre creyentes y el amor de Dios. La oración de Jesús nos muestra Su corazón amoroso y Su deseo de que experimentemos una relación íntima con Dios.

Recordemos que, a través de Jesucristo, tenemos acceso al conocimiento de Dios y a la vida eterna. Su oración es un recordatorio de que Él se preocupa por nosotros y anhela nuestra comunión con Él.

Hoy, como respuesta a Su oración, busquemos la unidad entre nosotros, vivamos en amor y compartamos el mensaje de Jesús con el mundo que nos rodea. Que Su oración se convierta en nuestra guía y motivación para vivir una vida que glorifique a Dios.

En resumen, la oración de Jesús es un tesoro espiritual que nos revela la profunda relación entre Él y el Padre, así como Su amor y deseo de unidad para todos los creyentes. Que esta enseñanza inspire nuestras vidas y nos lleve a vivir en comunión con Dios y en amor unos con otros. Amén.

© José M. Vega. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas .. Predicas Cristianas

author avatar
José M. Vega
Soy José Vega, un cristiano devoto que disfruta escribir mensajes inspiradores basados en la fe cristiana para compartir con la comunidad cristiana. Mi mayor pasión es transmitir esperanza, amor y fe en Dios a través de mis escritos. Es mi oración que los mensajes que publico fortalezcan y le de animo a otros en su caminar cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio