Inicio / Predicas cristianas / Vivir como si fuera… el último

Vivir como si fuera… el último

Introducción: 

Todos los seres humanos, de alguna u otra forma, nos hemos visto afectados por el fallecimiento de alguien cercano. Y cada día nos vamos enterando de la muerte de distintas personas que fallecen debido a causas muy diversas como: enfermedad, accidente, vejez, suicidio, asesinato, guerra, etc.

Lo real es que la impermanencia de la vida es un hecho del que ninguno de nosotros puede escapar. De hecho, este mismo momento, podría ser el último de nuestra existencia.

Pensar que algún día dejaremos este mundo, podría afectar directamente en la forma de vivir que adoptamos.

Anuncios

No importa nuestra postura ante el tema de la muerte, aun así decidiremos actuar como creamos conveniente, mientras tengamos vida. Durante el transcurso de esta y dependiendo el tipo de acciones que hagamos, decidirá el tipo de relaciones que tendremos con familiares y amigos.

Es difícil entender que en la vida, existe el tiempo para disfrutar cada momento. Siempre deseamos adelantarnos a nuestro tiempo, o añoramos viejas épocas, pero nunca disfrutamos el momento que estamos viviendo. Cuando somos niños queremos ser ya grandes para hacer cosas de adultos, y cuando estamos en la plenitud de la vida anhelamos volver a ser pequeños y gozar al máximo cada instante. No hemos aprendido a darle el valor a cada momento en la vida, vivimos lamentándonos por lo que no hicimos ayer, o nos preocupamos por lo que haremos mañana, sin abrazar el hoy.
Eclesiastés 3:1-8, 11

Pero a través de predicas cristianas y estudios biblicos aprendemos que Dios nos habla acerca de que todo lo que se hace en la tierra tiene su tiempo. Dios ha dispuesto el momento adecuado para disfrutar de la vida. Hay instantes de trabajar, y otros de descansar. Y concluye “Todo lo hice hermoso a su tiempo”.

Aquí tres principios para disfrutar cada momento:

1. Enfócate en las personas

En ocasiones las personas representan algo secundario en nuestras actividades diarias, los seres que nos rodean pasan desapercibidos. Las predicaciones cristianas nos enseñan que el egoísmo es un enemigo claro para poder enfocarnos en las personas. Muchos caemos en el error y guiados por el egoísmo, usamos a las personas para nuestro deleite.

Un joven que desea pasar un rato de diversión con una joven, no se enfoca en las necesidades y sentimientos de ella, sino en sus propios deseos y pasiones. Joven, piensa, analiza y razona, el deseo de Dios es que disfrutes tu juventud, porque él ha hecho todo hermoso en su tiempo. Conocer más a tus padres, hermanos, amigos, ya que puedes aprender mucho de cada uno de ellos. Todo en esta vida tiene su tiempo, no te enfoques en lo que las personas te pueden dar, sino en lo que tú puedes aportar.

Anuncios

Acerca de Macdiel González

Ver también

Bosquejos para Predicar - Cómo prosperar en tiempos de crisis

Planes de Dios

Predicas Cristianas, A todos nosotros nos gusta pensar que el futuro va a traernos cosas buenas sabiendo que en Cristo lo mejor está por venir ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *