Inicio / Predicas cristianas / La importancia de la palabra de Dios en estos tiempos

La importancia de la palabra de Dios en estos tiempos

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

Texto Bíblico: II Timoteo 4: 3-4; I Pedro 1: 24-25

Introducción:

La Biblia cuenta que llegarán tiempos en los que habrá falsos maestros que enseñarán cosas que contradicen las Escrituras. Estas personas engañarán a muchos y por esa causa miles de personas se desviarán del camino de la verdad. Habrá entonces ‘vientos de doctrinas’ como menciona Efesios 4: 14, y quienes no tengan un fundamento sólido, van a estar muy propensos a caer en esas enseñanzas erróneas y desviarse del camino de salvación.

Anuncios

Estudiar la palabra de Dios ha sido, es y será vital para todo cristiano pues es su fundamento, su roca, su defensa y sus armas de atacar. Allí encontramos la voz de Dios para nosotros cada día.

Estamos viviendo en tiempos que se parecen mucho a esos que describe la Biblia, muchos se levantan y enseñan cosas que contradicen de manera escandalosa lo que dice la palabra de Dios. En estos estudios bíblicos vamos a considerar algunas características de esas doctrinas contradictorias y las compararemos con la palabra de Dios.

I. Las doctrinas no sanas

A. Nacen con la comezón de oír. II Timoteo 4: 3

La comezón de oír es simplemente no querer escuchar más las enseñanzas bíblicas sino querer ‘algo nuevo’. Quienes sienten esa comezón consideran que las prédicas cristianas están ya pasadas de moda y quieren cosas más espectaculares, al punto de que llegan a darle más importancia a las manifestaciones fantásticas que a la misma Biblia.

B. Esos maestros enseñarán lo que se les ocurra.

En el mismo versículo 3 de II Timoteo 4 dice que “se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,” es decir que habrá muchos que dirán lo que la gente quiere oír, no lo que Dios quiere que ellos digan.

Anuncios

C. Desviarán de la verdad. II Timoteo 4: 4

Cuando se presta atención a lo que las ‘nuevas’ enseñanzas dicen en lugar de atender la voz de Dios a través de la sana doctrina, inevitablemente muchos se desviarán del camino de la verdad, ¡lo cual es muy peligroso! Esos maestros de los que habla la Biblia muy seguramente usarán las escrituras para generar confianza y familiaridad entre su público. El error está en torcer las enseñanzas de las Escrituras (II Pedro 3: 16), y predicarlas.

II. La palabra de Dios: La más segura

Vamos a ver algunas características de la Palabra de Dios.

A. Escudriña el alma. Hebreos 4: 12
B. Es luz y guía. Salmo 119: 105.
C. Es un arma contra el diablo y la tentación. Efesios 6: 17.

Jesús mismo utilizó la palabra para hacer frente al diablo y a la tentación. En el evangelio de Mateo capítulo 4 versos 1 al 11 aparece registrado este episodio de su vida en la que salió una vez más victorioso.

Anuncios

D. Da sabiduría. Proverbios 2: 6
E. Alimenta la fe. Romanos 10: 17.
F. Moldea el carácter. II Timoteo 3: 16-17

III. El verdadero cristiano y las doctrinas no sanas

A. Examina todo retiene lo bueno. I Tesalonicenses 5: 21

El cristiano debe ser muy cuidadoso con lo que escucha con el fin de no dejarse llevar de cualquier tipo de enseñanza. El apóstol Pablo en este versículo dice a la iglesia en Tesalónica que deben examinar todo y quedarse solo con lo que es bueno.

B. Está firme, no se deja llevar de los vientos de doctrinas.

Un cristiano que estudia la palabra de Dios todos los días, tiene las suficientes bases y herramientas para discernir qué viene de Dios y qué no.

C. Estudia la palabra. Juan 5: 39.

Hay un caso muy particular en la Biblia acerca de unas personas que vivían en un pueblo llamado Berea. El apóstol Pablo, quien era un hombre supremamente docto en las Escrituras, les enseñaba a ellos. No obstante estas personas comparaban lo que él les decía con la Biblia para corroborar que estuviera diciendo la verdad (Hechos 17:10-11) Esa es una actitud a imitar, la Biblia debe ser el medidor de todo.

D. Practica la palabra. Mateo 13: 23.

La famosa parábola del sembrador habla de los diferentes terrenos (corazones) en donde cae la semilla de la palabra de Dios. El versículo 23 dice que el buen terreno es aquel donde la palabra da fruto, es decir, donde se pone por obra.

E. Predica la palabra. II Timoteo 4: 2.

Conclusión

La Biblia es el libro más vendido y más traducido del mundo. La verdad que encierra allí es la misma voz de Dios. Muchos emperadores y líderes han querido destruirla pero no han podido y jamás nadie lo podrá hacer. Nuestro deber como cristianos es estudiarla, practicarla y enseñarla, pues ella nos librará de muchos peligros, nos acercará a Dios y podremos hacer que otros lleguen a Sus pies también.

Jamás se debe dar más importancia en la vida cristiana a otra cosa diferente al estudio de la Biblia, ya que si queremos hacer la voluntad de Dios, allí está la fuente del conocimiento.

No corra usted a escuchar todo lo que dicen por todos lados, estudie la palabra de Dios y su fe crecerá, su vida cambiará y tendrá un arma constante contra los ataques del enemigo y la tentación.

Espero que estos estudios bíblicos se queden en su corazón.

Bendiciones.

© Gabriel González. Todos los derechos reservados.

Acerca de Gabriel González

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *