El Buen Pastor

Bosquejos Biblicos

“…Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo. Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales? Y había disensión entre ellos. 17 Entonces volvieron a decirle al ciego: ¿Qué dices tú del que te abrió los ojos? Y él dijo: Que es profeta. 18 Pero los judíos no creían que él había sido ciego, y que había recibido la vista, hasta que llamaron a los padres del que había recibido la vista, 19 y les preguntaron, diciendo: ¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego? ¿Cómo, pues, ve ahora?..” Juan 9:16-19

TEMA: El Buen Pastor

INTRODUCCIÓN:

Para poder estudiar bien este versículo es importante tomar el contexto de esta historia el cual inicia en el capítulo 9 donde Jesús sana a un ciego de nacimiento y el pueblo le juzga durante todo el pasaje de ser pecador, mentiroso y calumniador, pero Él en su infinito amor empieza a contarles la parábola del Buen Pastor.

En ella Jesús nos ilustra el gran amor de un Pastor hacia sus ovejas, los peligros que corren estas al estar alejadas de él y la diferencia entre el pastor y un asalariado.

Ahora estudiaremos algunas características de cada uno de los personajes que él nos ilustra y como Jesús al morir por nosotros se convierte en el Buen Pastor.

1. ASALARIADO O CUIDADOR

1.1 Trabaja a sueldo
1.2 No le importan las ovejas, le importan las ganancias (Juan 10:13)
1.3 Sale corriendo ante el peligro (Juan 10:12)

OVEJAS

1.1 Le desconocen, se alejan de el pues no hay una relación verdadera…
1.2 Quedan desprotegidas, desamparadas
1.3 Se arrebatan y se dispersan (Juan 10:12)

2. PASTOR

1.1 Entra por la puerta
1.2 Cuida, da vida plena y abundante (Juan 10:10)
1.3 Enfrenta las situaciones y hasta entrega todo por sus ovejas (Juan 10:11)
1.4 Las llama por su nombre (Juan 10:14)

LADRÓN

1.1 Entra por otro lado que no es la puerta (Juan 10:1)
1.2 Roba, mata, destruye (Juan 10:10)
1.3 Conoce tu nombre, pero te llama por tu pecado

OVEJAS

1.1 Siguen al pastor (Juan 10:14-15)
1.2 Reconocen la voz aunque estén mezcladas con otras ovejas en un mismo corral (Juan 10:16)

CONCLUSIÓN:

Jesús viene al mundo como nuestro pastor, Él nos llama por nuestro nombre y nos da libertad, él dice: Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. (Juan 10:9)

Él dio su vida por nosotros, entrego su sangre para lavar y limpiar nuestros pecados, él nos ama realmente, no le importo si estábamos sucios, enfermos, maltratados, simplemente nos llamó y nos entregó su amor infinito… porque le pertenecemos… y aunque estábamos en otro redil al escuchar su voz acudimos a él porque él es nuestro pastor.

Oración. Bendiciones

© Luisa Fernanda Báez Monroy. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio