Inicio / Bosquejos Biblicos / El devenir espiritual y el sermón del monte

El devenir espiritual y el sermón del monte

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

“…Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá…” (Mateo 7:7)

Introducción:

El sermón del monte, manifestado por nuestro señor Jesucristo, condensa en esencia pura los mayores lineamientos de la doctrina cristiana. Desde las bienaventuranzas, pasando por las exhortaciones sobre la ley, la ira, la relación de pareja, el amor a los enemigos, la oración, las riquezas, el juzgar a los demás, hasta la ejemplificación de la condición humana en relación a la cualidad de sus frutos, son una riquísima gama de enseñanzas que juntas nos orientan a un principio transcendental: el devenir espiritual.

Anuncios

Desarrollo:

1. Devenir como un proceso

a. Devenir se entiende como una transformación continua.
b. Es convertirse en algo, moviéndose de un punto o estado, a otro.
c. Al ser un proceso siempre se inicia, se desarrolla y cede paso a un nuevo nivel de transformación.
d. Una vez que este devenir se inicia, permanece (al margen de los matices que pueda experimentar).

2. El devenir espiritual en la vida del ser humano

a. El proceso espiritual -en tanto genuino- en nuestras vidas no solo inicia, sino que se mantiene en el tiempo.

  1. A eso se refería Jesucristo cuando compartía la parábola de los “dos cimientos”
  2. El devenir espiritual se sustenta en la transformación de nuestra mente y ser a través del Espíritu Santo

b. La experiencia de cambio espiritual pasajero -como la casa de cimiento inestable- nos cobija un tiempo, hasta que todo se viene abajo.

3. ¿En qué consiste este devenir espiritual?

Anuncios

Para poder hacer claro el mensaje de este bosquejo de predicación, se puede sistematizar este punto en tres reglas espirituales:

a. Pedir: Una de las necesidades más elementales del ser humano es requerir de algo o de alguien.

  1. Orar por la asistencia espiritual, rogar el perdón, interceder por el prójimo son expresiones espirituales de este primer paso hacia el devenir de nuestro espíritu.
  2. Nuestra petición es una invitación al Espíritu Santo de Dios para manifestarse en nosotros.
  3. Este espíritu es eternamente santo y perfecto y es capaz de regenerar todo nuestro ser espiritual, reconstituyendo nuestro amor, fe, esperanza y bendiciéndonos con confianza, mansedumbre, templanza, compasión, humildad, sencillez.

b. Buscar: Otra necesidad vital que poseemos es la de ir en busca de aquello que precisamos y se constituye en un paso aún más profundo de este proceso del devenir espiritual.

  1. Si la petición es una voluntad expresada en palabras, el buscar la transformación espiritual involucra nuestros actos.
  2. Buscar en esencia un proceso. Implica dar pasos, transitar, avanzar un camino

c. Llamad (a la puerta): La búsqueda se transforma en júbilo cuando se ha llegado a la puerta de la salvación.

  1. Dios nos abre sus brazos y con ellos nos esparce lluvias de bendiciones grandes.

Conclusión:

En el sermón del monte, Jesucristo nos transmite de forma profunda la doctrina cristiana. De ella se desprenden enseñanzas espirituales que apuntan al devenir espiritual, entendido como el proceso de salvación espiritual a través de tres pasos fundamentales como lo son el buscar, pedir y llamar la presencia de Dios.

Anuncios

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas - Espiritu Santo: Regalo de Dios

El Espíritu Santo en la iglesia

Bosquejos Biblicos.. En los años de su ministerio personal, Jesús fue el consolador de sus discípulos. Ahora les anuncia que los va a dejar; pero enviaría otro consolador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *