El síndrome de Elí

Bosquejos para Predicar

Bosquejos para Predicar Cita Biblica: «Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado. 14 Por tanto, yo he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas.» 1 Samuel 3:13-14

Introducción

Síndrome: Conjunto de signos y síntomas, que constituyen y caracterizan una enfermedad.

El sacerdote Elí tenía 16 años de ministerio cuando sus hijos empezaron a apartarse de Dios, por 24 años espero Dios que se arrepintieran, mas no quisieron.

Su maldad lo creyeron parte de su cultura (sí) El hijo hará todo cuanto su padre le permita. En la iglesia se les predica de santidad, sin ella nadie verá al Señor: mas el padre en la casa dice –no es así.

Hijos que amen al Señor y sean espirituales, no son el producto de la escuelita dominical y tampoco del maestro de la escuela publica.

Lo bueno se inculca, motiva, se enseña con el ejemplo. Lo malo solo se reproduce.

Elí rehusó a la ley de Dios que profesaba, por tapar el pecado de sus hijos: Deuteronomio 21-18-21 y 1 Samuel 2-23-24.

Dios le envió a uno de sus siervos para recordarle a Elí lo que de hecho el sabía: tus hijos no son hombres de bien- están muy jóvenes: El que hiciere hoyo…..

Elí honraba a sus hijos más que a Dios 1 Samuel: 2-29. El mismo síndrome afectó a Samuel, fue criado en esa casa: 1 Samuel: 8-3-4.

El sacerdote se ocupó de supervisar la obra de Dios y dejó olvidados a sus hijos. Tú trabajo en la obra, cualquiera que sea tu labor, exige algo, 1 Timoteo: 3-4 y 3-13.

Gobierne “proístemi” bien su casa: estar delante, motivar dando ejemplo.

No los mande a la iglesia venga con ellos. Tu hijo en parte es tu reflejo. Esta falta motivó a Dios a proferir juicio sobre toda su casa 1 Samuel:3-14. No los perdono.

  • Si los padres deciden de corazón seguir al Señor: Salmo 128-1-3
  • Se deben tratar igual: Job 13-10
  • Hijos obedezcan a vuestros padres: Efesios 6-1-4.

Conclusión

Tu le repetirás a tus hijos “ama a Dios” Deuteronomio 6-5-9. Con tu ejemplo. Dios sabía que Abraham enseñaría a sus hijos (Génesis: 18-17-19).

Tal vez el Señor te exhorta hoy como a Elí. Dios te reprenderá por lo que tú ya sabes. Gracias bendita Trinidad.

© Roy Cascante Calvo. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

 

Acerca Roy Cascante Calvo

También Revise

El privilegio de la corona

El privilegio de la corona

Bosquejos Bíblicos.. Tienes el privilegio de la corona. Es decir, poder y un lugar para ti que Dios te a dado a ti como su hijo, y debes aprender a administrar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *