Buenos administradores.

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Introducción

Toda cosa que tengamos, poseamos o seamos, representa y es un bien que Dios nos has dado, y lo que hagamos o no con esto será demandado por Dios como en el día del juicio como rendición de cuenta, los que nos lleva sin lugar a duda a la siguiente pregunta ¿Estamos administrando todo bien?

Oración

Padre eterno, te amamos en gran manera, agradecemos todas las cosas que nos has dado, pedimos que el día de hoy nos instruyas y nos ayudes a aprender más sobre cómo ser un mejor administrador de lo que nos has dado en este mundo. Te lo pedimos en Cristo Jesús Señor Nuestro Amen

Anuncios

Tema

Ser buenos administradores.

Frase Transitiva

Piensa en este momento en todas las cosas que Dios te ha dado, y veamos a través de la escritura la importancia de saber administrar cada una de ellas.

Desarrollo

El ser humano tiene dotes naturales en él, habilidades que fueron dadas por el creador al momento de darle vida, entre ellas venia la capacidad de administrar los bienes a su alrededor y a su disposición, en el libro de Génesis relata que Dios le dice a Adán: “…Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra…” (Génesis 1:28), así que por mandato de Dios y dote natural el ser humano es un administrador.

Divisiones Mayores

Anuncios

Dios Administra la Creación. La RAE (Real Academia Española) define la palabra administrar como: “Ordenar, disponer, organizar, en especial la hacienda o los bienes.”, basándonos sobre esta definición vemos sin lugar a duda que Dios es el gran administrador del universo que creó, esto se refleja no solo en el Génesis 1 donde vemos el relato de un orden en la creación, sino también en el libre de Job capítulo 38 y 39, donde Dios mismo hace entender como el administrar el mundo creado y todo ser viviente.

Dios Administra su Iglesia. No solo administra de forma general la creación como vimos en el punto anterior, Dios es administrador de la Iglesia, Él tiene cuidado especial de sus hijos y por eso coloca a Siervos llamados para ejercer ministerios y administrar el redil de sus ovejas, Colosenses 1:25 dice “…de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios…” A cada uno de sus hijos dio dones a través de su Espíritu Santo con un propósito (porque Dios siempre trabaja con una finalidad), la edificación del cuerpo de Cristo, la Iglesia. Efesios 4:11-13.

Dios da a sus hijos dones para que los administren. La parábola de los talentos es las mejor ilustración de como Dios administra su Iglesia bajo la repartición de Dones para que a su vez estos sean administrados por cada uno de sus hijos, en esta se expresa lo siguiente “…Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos…Mateo 25:14-15. Debemos entonces estar al tanto de cuáles son los dones que Dios nos dio, pues ¿cómo administraremos lo que no sabemos que tenemos?.

La parábola de los talentos termina con una recompensa a los buenos administradores y un castigo a quien mal administró lo que se le había dado, y es que todo lo que se nos ha dado es para que lo ministremos a nuestros hermanos y conocidos, si los dones son para edificación de las personas entonces debemos aplicarlos con este propósito. El apóstol Pedro ratifica esta enseñanza de la siguiente forma:

“…Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios…” (1 Pedro 4:10).

Usted no va a recibir un don que no pueda ministrar, Dios que es sabio administrador da a cada uno según lo que cada quien pueda lograr, no le dará a usted ni más ni menos de lo que usted pueda ejercer.

Administrador debe ser irreprensible. ¿Contrataría usted para un trabajo a alguien con una moral cuestionable?, ¿le daría usted la administración de su empresa a una persona floja y perezosa?, de ninguna manera, de igual forma no pretendamos ser un siervo flojo y de doble moral para nuestro Dios y Señor, todo lo contrario, debemos ser excelente sin manchas, dándole lo mejor de nuestra vida a quien dio su Vida para salvar la nuestra. “…Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios…Tito 1:7a , quizás usted pensará, ah pero allí dice solo los obispos, pues lo que expresa allí es un principio aplicable para todos aquellos hijos de Dios que le sirven; esto va de la mano a lo que mismo apóstol menciona en Colosenses 3:17 “…Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él…”

Anuncios

Muchas veces que existen hermanos que sufren penurias y pareciera que no viven bendecidos, y no hablando en el sentido monetario como muchas veces asociamos (aunque también aplica), sino en el ministerio que Dios le ha dado, en el trabajo, en los estudios e incluso en la familia, hermanos que tienen muchas responsabilidades pero que no saben cómo organizarse entre todas ellas, esto es precisamente por no saber administrar bien los recursos que Dios les ha dado, y entre ellos mencionamos el que tal vez es el más importante, El tiempo.

“…Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo…Eclesiastés 3:1, vemos que la Biblia dedica un pasaje extenso en hablar de los tiempos que existe, y es que sin lugar a duda el tiempo es un factor importantísimo.

En la sociedad moderna el tiempo de una persona tiene es cuantificado monetariamente según el trabajo, preparación y capacidad de la misma, sin embargo el pueblo de Dios seguimos pensando que este es un factor inagotable y al no saber cómo administrarlo empiezas a verse goteras en los diferentes aspectos de nuestras vidas.

Conclusión.

¿Cómo está usted administrando sus recursos? ¿Qué está haciendo con lo que Dios le dio? , nuestro Señor en el día del juicio final nos pedirá que rindamos cuenta de todo lo que nos dio y encomendó, ¿cómo pues nos presentaremos?, esperamos que cuando pongamos delante del Señor nuestro balance de cuentas Él pueda decirnos “…Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor…” Mateo 25:21

Redactado por: Erick Principal

© 2016. Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Bosquejos Biblicos - Andando en el temor del Señor

Actitudes necesarias para entender la biblia

Muchas personas no entienden la Biblia porque no se acercan a ella con la actitud correcta. ¿Qué significa por Inspiración Divina? Significa que La Biblia..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *