Inicio / Predicas cristianas / Tu calidad de vida

Tu calidad de vida

Predicas Cristianas

La calidad de la vida de los cristianos es lo nos hace atractivos para el mundo, por eso es uno de los grandes desafíos de la Iglesia y de los creyentes que se conviertan ellos a nosotros y no nosotros a ellos.

Es evidente que para llevar esto a la práctica, necesitamos tener una calidad de vida fundada en los principios de la Palabra de Dios, y esto determinará la calidad de vida con la que vivas; y así como cualquier empresa si no cumple con las normas establecidas no es aceptada, lo mismo sucede con nuestra vida de relación con el Señor.

Leamos la palabra de Dios en Jeremías 15:19-21Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová. Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes”.

A través de las predicas cristianas trato de enseñar que los cristianos debemos entender que necesitamos establecer formatos de calidad para nuestra vida, y si de pronto aparece algo que no se ajusta al formato que establece la Palabra de Dios, lisa y llanamente debemos rechazarlo.

Anuncios

La palabra de Dios establece un marco, un formato de vida que los cristianos debemos respetar si queremos mantener una buena relación con el Señor, pero no podemos tratar de hacer encajar una vida como a nosotros nos parece, media cristiana y media mundana, en el formato establecido por Dios, y si alguien pretende encajar, o que encajes tu vida sin que se ajuste a lo establecido, no lo aceptes pues estarás sacrificando tu calidad de vida, y recuerda no apresurarte en tus decisiones, no decidas sin orar y sin consultar antes de actuar, por más que te presionen.

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento1 Timoteo 6:6, donde la piedad es la obediencia a la Palabra de Dios, es decir, buscar al Señor y vivir como Él quiere que vivamos, y el contentamiento es saber estar contento con lo que tenemos, sin caer en el conformismo pero evitando estar siempre insatisfechos, para que podamos experimentar toda la bendición que Dios nos quiere dar.

A través de las predicas cristianas trato de enseñar que aun sabiendo administrarte, si no tienes contentamiento no crecerás debido a no sabes poner límites a tus deseos; y por otro lado, si aprendiste a contentarte pero no conoces los principios bíblicos para desarrollar una vida cristiana sólida, no crecerás ni espiritual ni económicamente; y si no tienes ni piedad ni contentamiento, terminarás en pobreza, porque no hay peor cosa que la falta de conocimiento de la palabra de Dios acompañado de falta de contentamiento, ya que por lo general, esto produce endeudamiento, puesto que al no estar contentos con lo que tenemos, y por administrar lo que disponemos hacemos lo que nosotros queremos y no lo que el Señor nos manda.

A través de las predicas cristianas trato de enseñar que la gran ganancia del conocimiento de la palabra de Dios no solo es material, sino también espiritual ya que ésta nos dará paz, sabiendo que el crecimiento económico no es fruto de la casualidad, ni de nuestra capacidad, sino de aplicar los principios de la Palabra de Dios y desarrollar el comportamiento establecido por ella, principios que debemos desarrollarlos en nuestra vida a través del ejercicio de los mismos.

Por eso el apóstol Pablo dice que aprendió a contentarse en cualquiera situación, y nosotros debemos hacer lo mismo, enseñándoles a nuestros hijos a hacerlo también para que puedan ser felices y aprovechar todo lo que reciban de parte del Señor.

Ahora, si queremos crecer de una manera sana, debemos prestar atención a lo que Dios nos dice, no a lo que pensamos o queremos, “y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado1 Tesalonicenses 4:11.

Dijimos que cuando estamos bien con Dios, Él nos trae paz, donde hay paz hay claridad, y algo importante es tener claridad a la hora de pensar y actuar en nuestra vida, sin presiones puedes ser objetivo a la hora de tomar decisiones en cada área de la vida; pero observa que la Palabra dice que procuremos tener tranquilidad, no que la esperemos, es decir que la busquemos intensamente con nuestras acciones.

Anuncios

A través de las predicas cristianas trato de enseñar que necesitamos tener presente que tenemos un negocio en cada área de la vida, es por esto qué debemos cuidar de aquellas cosas que son verdaderamente importantes para nosotros, y ocuparnos en nuestros negocios significa que no debemos ocuparnos de los asuntos que no nos afectan a fin de evitarnos problemas.

Y para esto Dios nos ha dado los talentos y habilidades necesarias para desarrollarnos conforme a la voluntad del Señor cada día más, pues:

el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del almaHebreos 10:38-39

Y no solo debemos dedicarnos a una cosa determinada sino que debemos avanzar aprendiendo sobre todo aquello que tenga relación con lo que el Señor ha derramado sobre nosotros según las fuerzas que el Señor nos ha dado.

Es decir que si hemos recibido talentos y habilidades para desarrollarnos, debemos hacerlo conforme al llamado de Dios para nuestra vida, sin dispersarnos tratando de ocupar muchos lugares, sino perseverando en los negocios que el Señor ha establecido para nosotros, de manera que ante todo debemos tener presente qué es lo que nos ha encomendado y mantenernos firmes en eso; cuando debas aceptar algo, antes pregúntate si es lo que el Señor te ha mandado a hacer, y si no es así recházalo para no dispersarte de la que realmente es tu parte en la obra de Dios.

Con mis predicas cristianas enseño que Dios te va a bendecir si eres obediente y se cumple Su propósito en tu vida, y debemos aprovechar las exhortaciones para ser verdaderamente bendecido, entendiendo que el Señor es el que bendice y nosotros los que nos debemos enriquecer, por eso “sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderosoGénesis 26:12-13.

Anuncios

Con esto el Señor nos está diciendo que debemos aprovechar los recursos y las oportunidades que nos da en cada área de la vida para crecer y desarrollarnos, y que no dejemos que las bendiciones caigan en saco roto:

pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos. Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminosHageo 1:5-7.

El Señor nos hace esta advertencia porque hay cristianos que a pesar de haber sido tremendamente bendecidos por Dios, no se los ve en bendición en las distintas áreas de la vida, eso habla de que las bendiciones caen en el saco roto de la desobediencia y el orgullo no siendo aprovechadas de la manera que el Señor había establecido; debemos recordar que Dios bendijo a Isaac pero no lo enriqueció, sino que el que se enriqueció fue Isaac al saber aprovechar la bendición que el Señor le había dado.

A través de las predicas cristianas enseño que el Señor te ama y desea lo mejor para tu vida y es por eso que te va a prosperar en gran manera, pero eres tú quien debe aprovechar la prosperidad que Él te da para engrandecerte en cada área de tu vida, y por eso necesitamos entender que Dios es el que prospera, pero somos nosotros los que debemos engrandecernos aprovechando esa prosperidad para crecer y desarrollarnos primeramente en lo espiritual:

porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidasMateo 6:32-33.

Nos está diciendo el Señor que nos acerquemos más a Él, que intensifiquemos nuestra relación a través de la oración, la lectura de la Palabra, y aumentemos nuestro conocimiento para aprovechar nuestros talentos y ministerio a fin de crecer espiritualmente y ser verdaderamente bendecido en todas las áreas.

Vemos personas, hermanos en Cristo que a pesar de haber tenido muchas y buenas oportunidades laborales y comerciales, no logran engrandecerse, es decir, no logran crecer en lo que hacen pero tampoco hacen un análisis de su vida espiritual para tratar de hallar el motivo de su falta de crecimiento.

No recuerdan que si bien fue Dios quien prosperó a Isaac, fue Isaac el que creció espiritualmente, buscó el reino de Dios, Mateo 6:33, y como consecuencia se engrandeció en todas las áreas, hasta hacerse muy poderoso, es decir, no desperdició la oportunidad, la misma oportunidad que el Señor les brinda a muchos cristianos pero que no la saben aprovechar por la dureza de sus corazones:

“por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminosHebreos 3:7-10.

Cuando el Señor, como fruto de tu fidelidad y obediencia, te bendiga y te prospere, no dejes de enriquecerte y engrandecerte para honrarlo primeramente a Él con lo que te da, para que puedas disfrutar de un presente y un futuro bendecidos en cada área de tu vida; ahora yo bendigo tu vida para que, con la bendición de Dios, puedas recibir y comprender Su Palabra, para enriquecerte y que definitivamente entres en una etapa de abundancia ya que “poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra2 Corintios 9:8.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Predicas Cristianas Escritas.. PredicasBiblicas.Com

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicas Cristianas - Lo que tengo te doy

Lo que tengo te doy

Predicas Cristianas.. Levante sus ojos y mire a Cristo; el poder que hubo para sanar ayer, es el mismo que sana hoy. No ponga su fe en el oro o la plata de este mundo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *