Inicio / Bosquejos Biblicos / Un milagro externo e interno

Un milagro externo e interno

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Lucas 5:12-16

Introducción:

A. Repaso, sin embargo, hoy retomaremos algunos conceptos.

B. Hoy veremos un acto de Jesús lindísimo e impresionante que pasa desapercibido al ojo del lector incauto y otros cuantos que nos intrigan.

Anuncios

Descubrámoslos

I. LA FE DEL LEPROSO

Lucas 5:12 “…Y aconteció que estando en una ciudad, he aquí un hombre lleno de lepra, el cual viendo a Jesús, postrándose sobre el rostro, le rogó, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme…”

A. EXPLICACIÓN DEL TEXTO

1. Lleno de lepra: Según el comentario de William Barclay, “En la antigüedad la lepra era la más terrible de todas las enfermedades. E. W. G. Masterman escribe: ‘Ninguna otra enfermedad convierte el ser humano en una ruina tan total y horrible a la vista, y durante tanto tiempo’. Puede comenzar por pequeños nódulos que terminan ulcerándose. Estas úlceras producen un líquido de aspecto desagradable y se van agrandando. Se caen las cejas. Los ojos asumen un aspecto fantasmal, como se nunca dejaran de mirar fijamente a los demás. Se ulceran las cuerdas vocales y la voz se vuelve afónica y la respiración sibilante.

Poco a poco el enfermo se convierte en una sola masa de excrecencias ulcerosas. Este tipo de lepra, termina con el enfermo en unos nueve años, al final de los cuales se pierde la razón, el paciente entra en coma y finalmente muere. La lepra puede comenzar con la pérdida de la sensibilidad en cualquier parte del cuerpo. En este caso la afección ha atacado los nervios.

Poco a poco los músculos del cuerpo se desintegran, los tendones se contraen hasta que las manos adquieren el aspecto de garras o pezuñas. Siguen las ulceraciones en las manos y en los pies y la pérdida progresiva de los dedos de ambos. Por último van perdiéndose las manos y los pies enteros, hasta que sobreviene la muerte.

Anuncios

La duración de esta clase de lepra, es entre veinte y treinta años. Es una especie de muerte horrenda, en la cual el hombre muere pulgada a pulgada”.

2. Se postro y rogó: Señal de suplica y adoración 3. Señor, si quieres, puedes limpiarme:

El creía que Jesús podía sanarlo, el problema no era la Fe, sino, creía el la disposición de Jesús para hacerlo, ¿por qué? Si quería Jesús ayudarlo a el tan bajo, tan poco, tan nada

II. LA COMPASIÓN DE JESÚS

Lucas 5:13: “…Entonces, extendiendo la mano, le tocó…”

A. EXPLICACIÓN DEL TEXTO

1. ‘Jesús extendió su mano y tocó’ al leproso”.  Dice Barclay: “La condición física del leproso era terrible. Pero había algo que la hacía peor aun. Josefo dice que los leprosos eran tratados ‘como si fueran muertos’.

Anuncios

Cuando se diagnosticaba lepra, el enfermo era instantánea y automáticamente excluido de toda sociedad humana. En Palestina en los tiempos de Jesús, el leproso tenía prohibida la entrada a Jerusalén y todas las ciudades amuralladas. En las sinagogas había una pequeña habitación aislada de tres metros de alto y dos de lado, llamada mechitsah, en la cual podía escuchar el servicio.

La ley enumeraba sesenta y un contactos que podían convertir al judío en impuro, y el segundo en importancia era el contacto con leprosos. Con que solamente un leproso introdujera la cabeza en una casa, ésta quedaba contaminada desde los cimientos hasta las vigas del techo.

Aun en un lugar abierto era ilegal saludar a un leproso, y nadie podía acercarse a más de cuatro codos (unos dos metros) del leproso; pero si el viento soplaba del lado donde estaba el leproso, éste debía mantenerse a no menos de cien codos de distancia. Un rabí ni siquiera hubiera comido un huevo comprado en una calle por la que había pasado un leproso. Otros se escondían o salían corriendo cada vez que veían un leproso aun a la distancia.

B. ¿POR QUÉ?

Dice Marcos 1:41, “…Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó…” La misericordia no es simplemente un “sentimiento”; la misericordia actúa, obra, ayuda.

III. EL PODER DE JESÚS

Lucas 5:13 “…Quiero; sé limpio. Y luego la lepra se fue de él…”

A. EXPLICACIÓN DEL TEXTO

1. Quiero se limpio: En este caso la voluntad de Dios fue la sanidad pero no siempre es así, hay ocasiones donde la voluntad de Dios para la persona no es la sanidad “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase descomedidamente, me es dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.

“...Por lo cual tres veces he rogado al Señor, que se quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque (mi) potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré de mis flaquezas, para que habite en mí la potencia de Cristo….” (2 Corintios 12:7–9)

2. Y luego la lepra se fue de él: Porque tiene poder sobre toda enfermedad.

© Edwin Guillermo Nuñez

Acerca de Edwin Guillermo Nuñez

Ver también

Predicas Cristianas - La vida cristiana victoriosa

La vida cristiana victoriosa – Mensajes Cristianos

Bosquejos Biblicos - Cristo nos ha dado potestad sobre los poderes del enemigo, y nada podrá hacernos daño. Pero todo esto se cumplirá si verdaderamente le servimos con amor y lo buscamos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *