Inicio / Bosquejos Biblicos / Las cuatro clases de perdón

Las cuatro clases de perdón

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Marcos 11:25-26

INTRODUCCIÓN:

El perdón es la base de toda sanidad en la mente, conciencia y Corazón.

El perdón es la clave de la liberación espiritual.

Anuncios

Cristo dijo (Mat. 5:23-24) por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti.

Deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Dando a entender el valor del perdón.

Cuando una persona no a aprendido a perdonar sufre de: rencor, resentimientos y amargura, dolor. El perdón es la clave del éxito en tu familia, matrimonio y con tus semejantes.

Colosenses 3:13. “…Soportados unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que cristo os perdono, así también hacedlo vosotros…”

El perdón esta basado en la obediencia a Dios y es parte de la voluntad de Dios.

Efesios 4:31-32quítese de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdono a vosotros en Cristo.

¿Qué es perdonar?

Renunciar y olvidar completamente una ofensa recibida no guardando resentimientos ni rencor.

Anuncios

La falta de perdón nos lleva al fracaso, pues una persona que no a aprendido a perdonar tiende a vivir una vida sin paz y tranquilidad en su mente y Corazón.

Hay cuatro clases de perdón que existen.

1) PERDONARSE A UNO MISMO

a) Hay situaciones que producen una desilusión de nosotros mismos que nos hace decir estas palabras: yo no sirvo para nada.

b) Hay actitudes y hechos cometidos por nosotros que nos humillan, nos denigran, y avergüenzan que nos hace pensar que no valemos nada.

  • Tal vemos el caso de Judas 27:3-5.
  • Estas clases de faltas requieren de un auto perdón.
  • Perdonarte a ti mismo es aceptar con humildad tu condición real de ser humano.
  • Reconoce que no eres perfecto y comienza a mejorar.

2) PERDONAR A OTROS.

Anuncios

a) Te lastimas a ti mismo cuando no perdonas, mientras el ofensor no se percata de tus sentimientos, tu estas sufriendo por la ofensa que te hizo.

b) Las ofensas de nuestros semejantes duelen muchos máxime cuando se trata de las personas mas cercanas, pero saber perdonar nos llevara a la liberación de algo que nos esclaviza. que es la falta de perdón.

c) El perdón a nuestro semejantes nos ayudara a conseguir el perdón de Dios. (Mat.11:25-26)

  • Quienes saben perdonar y olvidar las ofensas poseen una actitud suprema.
  • Solo los que tienen verdadero amor saben perdonar al prójimo.

3) PERDONAR A DIOS.

a) Muchas veces pensamos que ciertas tragedias son fallas de Dios y culpamos a Dios máxime cuando le servimos.

b) Algunas veces hemos sentido de que Dios no esta con nosotros máxime cuando estamos en una situación bien difícil, y decimos de balde es servir a Dios no sabiendo que es porque realmente somos nosotros mismo que no hemos llegado a conocer bien a Dios.

Tal es el caso de el pueblo de Israel. (Malaquías 3:13-15)

4) El PERDÓN DE DIOS (1 Juan 1:9)

a) Dios es el creador de todo y juez del universo y Dios a pesar de ser Juez no se complace en juzgar si no en perdonar. (Romanos. 5:8)

b) Dios es amor , por eso su naturaleza es perdonar a sus hijos, no importa lo que hallas hecho, Dios te perdona. (Lucas 15: 11-24.)

c) La misión de la venida de Cristo fue esta: PERDONAR.

d) Donde hay un verdadero arrepentimiento hay un perdón asegurado.

e) El dijo antes de morir Padre perdónalos no saben lo que hacen. (Lucas 23:34)

CONCLUSIÓN:

Con la fe puesta en Dios y experimentando el perdón en tu vida tendrás nuevos y emocionantes días. Aprende a perdonar para que recibas las bendiciones de Dios en tu vida y seas libre de la amargura, el rencor y resentimientos que produce la falta de perdón.

© Daniel Linares

Acerca de Daniel Linares

Ver también

Bosquejos para Predicar - Curación de un sordo y tartamudo

Curación de un sordo y tartamudo

Bosquejos para Predicar - Espiritualmente el Señor abre el corazón para que el oído esté atento a la palabra de Dios, y también los labios para que nuestra lengua publique alabanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *