La bondad de nuestro Dios

Mensajes Cristianos

Predica de hoy: La bondad de nuestro Dios

Texto bíblico principal: Andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro. En su angustia me buscaránOseas 5:15

Introducción

Dios te esta esperando, es necesario que vengas a su presencia y confieses tus pecados y fallas, reconozcas que lo necesitas y vuelvas a él. Pero como bien sabemos solo solemos buscar el rostro de Dios cuando estamos en momento de crisis y de angustia.

La angustia es el estado de intranquilidad o inquietud muy intensa causado especialmente por algo desagradable o por amenaza de una desgracia o peligro, cuando suceden cosas así en nosotros es cuando buscamos a Dio.

¿Pero creen ustedes que Él se niega a ayudarnos? Nunca, Dios siempre está dispuesto a poner Su mano de misericordia sobre ti, sobre mí, sobre la humanidad entera cuando lo necesitan.

Pero es triste ¿verdad? Que lo busquemos por beneficios propios, pues tú que sientes cuando una persona que quieres tanto (hablo terrenalmente) solo te busca para favores, pero nunca te pregunta ¿Cómo estás?, ¿si todo está bien?

No se preocupa por ti y lo que tus más esperas es preocupación e interés emocional de su parte hacia a ti. Así mismo pasa con Jesús él espera de ti recibir amor, recibir agradecimiento por lo bueno que es día a día contigo, pero la mayoría de veces solo recibe palabras para beneficios propios.

Hermanos eso no quiero decir que Dios no extienda Su mano y eso es lo que vas a entender hoy, que aun siendo nosotros así y teniendo esa actitud Dios es un Dios de bondad y misericordia.

I. La bondad y benevolencia de Dios con los pecadores

Venid y volvamos a jehová; porque él arrebato, y nos curara; hirió y nos vendaráOseas 6:1

Hay golpes que buscamos por nosotros mismos, pero hay otros golpes que Dios tiene que darnos para restablecernos, pero es temporal y la cicatriz es temporal. Te pongo un ejemplo terrenal; cuando te advirtieron no subirte a una moto porque aun no sabias manejar pero aun así te subiste, y al intentar montarla te caíste de ella.

Es obvio que al caerte te dolió y no solo eso, quizás también se formó un raspón, una cicatriz. La cicatriz no te sanará enseguida y hasta de pronto te duela varios días. Pero cuando te haces curaciones y te cuidas es más rápido que tu herida sane ¿verdad?

Debemos volver a Jesús, porque como quizás fuimos tuvimos que ser golpeados para aprender también necesitamos ser sanados y curados. Dios no va a permitir que tu quedes con esa cicatriz para siempre, ni con ese dolor para siempre.

Pero necesitas saber que fallaste y que necesitas a Dios. Y recuerda que cuando Dios hace una curación en ti, o te sane de algo, nunca más vuelve haber rastro de eso que algún día fue.

Acerca Predicas Biblicas

Predicas Biblicas
Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

También Revise

Amad a vuestros enemigos

Amad a vuestros enemigos

Mensajes Cristianos... Jesucristo está explicando un punto referente al amor en cuanto a los enemigos. En la ley de Moisés estaba establecido que ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *