Inicio / Predicas cristianas / La voluntad de Dios

La voluntad de Dios

Predicas Cristianas

I. Beneficios de hacer la voluntad de Dios

Si queremos obrar con sabiduría y tener un buen futuro dejemos de actuar a la ligera, pues es así como tomamos decisiones de las que luego tenemos que arrepentirnos. Por eso debemos acudir a Dios y buscar su dirección; Él Nunca se equivoca y escoge LO MEJOR para nosotros.

Jeremías 29:11Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Creerle a Dios y confiar en Él es sin dudas lo mejor que podemos hacer para asegurar nuestro presente y nuestro futuro.

Dios es como ese piloto que toma el control desde lo alto y desde arriba ve las cosas que nos conviene. Buscar su consejo en su palabra y obedecerle, es actuar con SABIDURIA.

Romanos 12:2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Este versículo expresa tres claras verdades acerca de la voluntad de Dios.

ES BUENA, ES AGRADABLE, ES PERFECTA.

La palabra “buena” viene del griego agathos que significa que algo siendo bueno en su carácter es beneficioso en sus efectos.

Es buena porque viene de un Dios cuya esencia es la bondad en sí misma y su objetivo es darnos lo mejor para que disfrutemos de la vida nueva plena que cristo conquistó para todos nosotros en la cruz.

“Agradable” significa que es satisfactorio para nosotros en todos los aspectos (gratus).

Dios sabe que nos agrada y de acuerdo a esto escogerá lo mejor. No debemos temer confiar en Él pues nos conoce mejor que nosotros mismo.

“Perfecta” viene del vocablo griego Telion que significa la capacidad para realizar el verdadero fin o propósito de nuestra existencia.

Con esto podemos entender que haciendo la voluntad de Dios desarrollaremos nuestro máximo potencial y tendremos una realización plena.

Para poder entender la perfecta voluntad de Dios resulta necesario primero llevar acabo cinco pasos que confirman su propósito en nuestra vida.

  1. Morir a nuestra propia voluntad para hacer la voluntad de Dios.
  2. Buscar el consejo de Dios a través de su palabra.
  3. Dejar que Dios ponga el deseo de hacer su voluntad en nosotros.
  4. Propiciar que Dios ponga paz en nuestro corazón para poder ejercer y confirmar su voluntad.
  5. Permitir que de acuerdo a su palabra las circunstancias de nuestras vidas giren en torno y a favor de su voluntad.

II. Como conocer la voluntad de Dios

El Señor nos dotó de voluntad o lo que es lo mismo de la capacidad de decidir si no andamos en los caminos del Señor, tomaremos decisiones que en ocasiones no coinciden con su propósito para nuestras vidas. Es necesario darle muerte en la cruz a nuestro viejo yo, romper con nuestros esquemas del mundo terrenal, deshacernos de las cadenas y ataduras que nos sujetan a nuestro estilo de vida, nuestra forma de pensar, de actual, de decidir, de sentir, para someternos a su voluntad. Debemos a estar dispuestos a obedecerlo, sin crear ningún tipo de “presión” en la oración para tratarlo de convencer de que nuestra opinión es la correcta.

Isaías 55:8.9

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo JehováComo son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.

Él nos concederá lo más conveniente, aunque esto no sea necesariamente lo que en principio pensamos o queremos. Debemos confiar en Él y comprender que sus decisiones son mejores que las nuestras.

El Señor no se equivoca y siempre tendrá lo excelente para nuestras vidas.

Salmo 119:105 “…Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino…”

La Biblia tiene la respuesta para todas y cada UNA DE NUESTRAS NECESIDADES, ya sea en lo sentimental, familiar, estudios, trabajo, economía etc.

Debemos acudir a la PALABRA para buscar que dice respecto a nuestra petición. Si lo que pedimos es conforme a su voluntad, Él lo confirmara y si no lo sabemos, entonces pidámosle sabiduría para comprenderlo.

Santiago 4:15 “..En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello“.

La palabra de Dios tiene la cualidad de llegar a lo más profundo de nuestro corazón si lo queremos.

Hebreo 4:12La palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón“.

Uno de los aspectos que confirman que estamos moviéndonos conforme al propósito de Dios, es que Él inclinará nuestro corazón a su deseo, porque nos ama y como dice la palabra, LO HACE POR SU BUENA VOLUINTAD.

Filipenses 2:13Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad“.

Cuando Dios pone un sentir en nosotros es fundamental someter nuestros deseos a la prueba del tiempo, tener fe y ser paciente. En perseverar y mantenernos en su camino está la clave.

Salmo 33:11El plan de Dios permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón, por todas las generaciones“.

Filipenses 4:7Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús“.

Una de las señales más confiables para conocer la voluntad de Dios, es la paz en nuestro corazón. Es una sensación de seguridad respecto a la decisión que vamos a tomar y que sobrepasa nuestro entendimiento. Pero cuidado, esa confianza no puede basarse en nuestro propio razonamiento cuando una voz interior nos alerta de que no tomemos esa decisión. Esa es la voz del espíritu que nos redarguye. Si nos asalta la duda, el temor, la inseguridad, etc, es que no se trata de la voluntad de Dios.

Proverbios 16:3Encomienda a Dios tus obras y tus pensamientos serán afirmados“.

Este y no otro será el resultado de buscar a Dios. El espíritu Santo obrará llegando a lo más profundo de nuestro corazón y pondrá un asentir interior de confirmación. Una convicción genuina de su perfecta voluntad, un estado de bienestar espiritual que sobrepasa nuestro propio entendimiento.

Cuando nos movemos como Dios quiere, veremos las circunstancias a nuestro favor derivadas de la oración.

Romanos 12:2No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta“.

Fuente de Consulta:

-Santa Biblia RV

-Libro “Afirmando mis pasos”. Claudia de Fajardo -2001. Publicación M.J.I.

© Jose Manuel Sierra. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Predicaciones Cristianas

Acerca de Jose Manuel Sierra

Ver también

Predicas Cristianas... El poder del enfoque

El poder del enfoque – Parte 2

Predicas Cristianas Escritas.. una vida enfocada en las cosas de Dios, se ve muchísimo mejor que una vida enfocada en cualquier otra cosa. Hay situaciones en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *