Seamos valientes

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Prédica de Hoy: Seamos valientes

Predicas Cristianas.. Texto Bíblico: Josué 1:13-15:

Acordaos de la palabra que Moisés, siervo de Jehová, os mandó diciendo: Jehová vuestro Dios os ha dado reposo, y os ha dado esta tierra. Vuestras mujeres, vuestros niños y vuestros ganados que darán en la tierra que Moisés os ha dado de este lado del Jordán; mas vosotros, todos los valientes y fuertes, pasaréis armados delante de vuestros hermanos, y les ayudaréis, hasta tanto que Jehová haya dado reposo a vuestros hermanos como a vosotros, y que ellos también posean la tierra que Jehová vuestro Dios les da; y después volveréis vosotros a la tierra de vuestra herencia, la cual Moisés siervo de Jehová os ha dado, a este lado del Jordán hacia donde nace el sol; y entraréis en posesión de ella”.

Introducción 

¿Recuerdan cuando el Señor nos decía que en tres días cruzaríamos el Jordán? Sería bueno que pensemos un poco si lo cruzamos. Si cruzamos ese Jordán que tienen por delante. Ese Jordán que les impide llegar a poseer la bendición que el Señor ha preparado para entregarles.

Solo puedo decirles que los valientes cruzarán, los que han sabido armarse y usar con seguridad esas armas espirituales que el Señor nos provee.

Pero que además han entendido que es necesario permanecer junto al Señor, en perfecta comunión, en los momentos de prueba, en sujeción y obediencia a Su Palabra para alcanzar su propia bendición, y ayudando a que todos las puedan alcanzar, sobre todo la mayor, que es la vida eterna junto a Cristo.

Algo que debemos tener claro es toda Palabra que viene de Dios es de bendición para nosotros. Aún las exhortaciones o aquellas que parecen golpearnos, y que además siempre están vigente pues “cielo y tierra pasarán, pero mis palabras no pasaránMateo 24:35 dice el Señor.

Estaban a punto de cruzar el Jordán y no era el mejor momento pues el río estaba en época de crecida, es decir que el peligro era mayor ya que el caudal no era el normal.

Valientes ante un Jordán por delante

Todos tenemos un Jordán por delante, pero en nosotros está la decisión de cruzar a pesar de las dificultades. Pero el Señor sabe que solo los valientes cruzarán, los que han abierto su corazón a la verdad de Dios.

Los que han creído que el Señor les entregará una tierra de bendición de la que disfrutarán junto a su descendencia. Solo cruzarán ese río de dificultades quienes se toman de la mano de Cristo y están dispuestos a cumplir con todo cuanto Él les mande hacer, antes y después de haberlo cruzado.

Muchas veces llegamos a nuestro Jordán en el momento en que las condiciones son extremas, fuera de lo normal. Se han convertido en un río impetuoso que pretende destruir nuestro matrimonio, o la situación económica está causando problemas en tu vida.

O quizás la salud se está destruyendo, y con ella tu vida y tu familia. Quizás estás pensando en este momento: Estoy frente a un Jordán embravecido por el diablo que me quiere destruir junto a mi familia. Pero te sugiero que pienses que eres un valiente, que lo cruzaré y poseerás la bendición.

Debes saber que ya el Señor obró en tu vida a pesar de que no te diste cuenta o no escucharas su vos diciéndote: “Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí” Isaías 44:22

Ahora es cuando debes establecer Su Palabra en tu corazón y apoyarte en el Todopoderoso. Pes Él te ayudará a cruzar esas dificultades que te quieren destruir. Pues “si puedes creer, al que cree todo le es posibleMarcos 9:23; el Señor ha puesto todo en ti para que te conviertas en un valiente dispuesto a alcanzar la bendición, sabiendo que “todo lo puedo en Cristo que me fortaleceFilipenses 4:13.

Cuando estamos en plena crisis nos resulta fácil prometer

Es fácil decir: Señor, si me sanas te seguiré siempre. O, si restauras mi familia, nos congregaremos todos juntos para glorificarte. Quizas digas Señor, si me das un trabajo, siempre te entregaré tu parte. Es fácil decirlo porque estamos frente a un río que nos destruye, y no tenemos nada que perder.

Lo que no pensamos es que solo debemos cruzarlo para alcanzar la bendición. Siendo “hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismosSantiago 1:22. Midiendo las palabras que salen de nuestra boca.

Pues el Señor nos dice: “Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplasEclesiastés 5:4-5. “porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?Lucas 14:28. Piensa que antes que palabras vanas, lo que necesitas para cumplir es tu fe y obediencia.

Esto pasa con los creyentes que llegan al Señor movidos por la necesidad y luego se olvidan de sus promesas, de dónde los sacó el Señor, y de la obra que hizo en ellos. Familias que son restauradas, sanidades divina, trabajos y prosperidad que viene del Señor, y que después de recibir la bendición no son valorados como corresponde. Y que incluso muchas veces, sin importar lo que el Señor hizo o les dio, se alejan del Señor.

La forma de fortalecernos y ser valientes

La forma de fortalecernos y fortalecer a otros es mostrando nuestra propia fe, testificando del poder de Dios que nos permitió alcanzar nuestra bendición. Cada vez que das testimonio de cómo tu familia fue restaurada, otros comprenden que el río puede ser pasado.

Cuando aquellos que recibieron sanidad divina dan testimonio, otros echan a andar su fe en el Señor y logran cruzar su Jordán. Cuando aquellos que han sido prosperados gracias al Señor, le entregan a Él su parte, otros aprenden que lo que das para el Señor no es en vano. Al tú cumplir con el Señor, otros aprenden a confiar en Él, y almas son ganadas para Cristo.

El camino del Señor no es fácil, y menos aún ser su discípulo, porque “el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípuloLucas 14:27.  Tampoco nos será fácil cruzar las dificultades por nuestros propios medios.

Pero si aprendemos a confiar en el Señor, Él hará que sus aguas se detengan, y lo pasaremos sin inconvenientes, conquistando esa bendición que tanto anhelamos y necesitamos, por eso, “no temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice JehováJeremías 1:8.

Los valientes y el miedo

Si el miedo se apodera de tu mente te hará dudar y correrás peligro de caer. Pero también debes sacar la cobardía de tu corazón, “porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio2 Timoteo 1:7. Dios está con aquellos que están con Él, y si confías no estará lejos cuando llegue la batalla. Pero Dios está con los sinceros, los justos, y los santos.

Si estás dudando, solo recuerda cómo salió Daniel del foso de los leones, o cómo salieron los tres jóvenes del hornos con fuego.

Tal vez tu situación no es tan desesperante como aquellas, pero aunque lo fuese, el Señor estará contigo para hacerte pasar ese problema para hacerte más que vencedor, pues “antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amóRomanos 8:37.

Valientes en Cristo

Si eres un valiente que has dejado de lado las dudas del mundo para ponerte en las manos del Señor y confiar plenamente en Él, ya estás en condiciones de cruzar tu Jordán por más amenazante que parezca.

Si te sientes valiente en Cristo, cierra tus ojos y tómate de la mano de Jesús.  Él todo lo puede, y pisa esas dificultades que se han levantado para destruirte. Es el momento en que debes cruzar el río para poseer las bendiciones que el Señor te entrega.

Bendiciones para que disfrutes junto a tu familia. Ya no puedes permitir que el engañador te haga retroceder, temer o dudar.

Pero escucha, el Señor te dice también que debes regresar a dar ese testimonio de la obra que Dios hizo en tu vida. Ese testimonio fortalecerá a otros para que puedan cruzar su propio río.

Si en verdad te has convertido en un valiente discípulo del Señor, no puedes quedarte gozando de las bendiciones. Tienes que regresar para cumplir con todo aquello que prometiste, y lo que te mande el Señor en el futuro:

porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firmes hasta el fin nuestra confianza del principioHebreos 3:14.

Conclusión

Cruza ahora el río espiritual. Conquista la bendición, y regresa trayendo tu testimonio y siendo fiel a la obra del evangelio. Ayuda a tus hermanos fortaleciendo su fe, y haciéndoles crecer espiritualmente:

hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de CristoEfesios 4:13.

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

PredicasBiblicas.Com.. Predicas Cristianas

Acerca Ricardo Hernández

Ricardo Hernandez
Siervo de Jesucristo.

También Revise

¿No está Jehová en Sión?

¿No está Jehová en Sión?

Predicas Cristianas.. Sería bueno preguntarse dónde está Sión pues si allí está Dios, al menos a mí me gustaría estar junto a Él y de ésa forma mantener una ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *