Inicio / Predicas cristianas / Dios tiene un proposito

Dios tiene un proposito

Predicas Cristianas

Introducción

En lo personal me interesa muchísimo que cada uno pueda conocer cuál es la voluntad de Dios para su vida. Pero, ¿qué define la voluntad de Dios para mí?, es lo que se conoce como el proposito de Dios para mi vida.

En la Biblia vemos hombres como Abraham, Moisés, y Jesús, donde todos tenían proposito en su vida. Pero hay un proposito que es únicamente para ti, y sólo tú lo vas a cumplir. Dios te ha dado de todo lo que necesitas para hacerlo. Tu propia misión, tu propia responsabilidad. Hay un plan hecho por Dios para que lo cumplas.

Cada persona sobre la tierra tiene una razón de ser, de vivir y deben pasarse muchas circunstancias en la vida cristiana. Cuesta ser lleno de la unción, pero necesitas encontrar el proposito en tu vida para que cada vez que abras tus ojos por la mañana, te des cuenta si lo estás cumpliendo. Recuerda siempre que las cosas que pasamos son porque Dios lo ha permitido para que seamos el resultado de lo que Dios ha hecho en nosotros.

La razón de tu vida

Es necesario que conozcas la razón de tu vida, porque entonces vas a vivir feliz. Sabrás que mientras respiras estarás haciendo cosas que te llevan a cumplir tu proposito. Necesitas saber cuál es el proposito de Dios, pues no puedes levantarte a ver qué pasará ese día. ¿Sabes quién no cumplió su proposito? Sansón, pues hubo una mujer que lo logró engañar y perdió su proposito.

Anuncios

También hubo dos que habiéndole dicho Dios lo que debían hacer, empezaron equivocadamente a usar métodos que retrasaron la promesa. Debemos saber que lo peor que podemos hacer es retrasar la promesa por hacerlo humanamente. Pues está lo que nosotros hacemos en nuestra fuerza, y lo sobrenatural que Dios hace.

Leamos la palabra de Dios

Efesios 1:3-14Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al proposito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.”

Falta de metas claras

Muchos cristianos en el mundo pasan los días sin comprender para que viven. Esa falta de metas claras le hacen pesada la vida, monótona. Pero tú, hijo de Dios, “encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados. Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismoProverbios 16:3-4. Pues cuando tenemos eso claro, entendemos que hay un proposito que debemos cumplir, y hacia el cumplimiento de ese proposito orientamos nuestra relación con Dios.

Desde el momento en que Dios creó el universo tenía una misión específica para cada uno de nosotros. Nacimos por Su voluntad y con un proposito específico. De manera que cuando no encontramos el proposito para nuestra vida, es porque nos enfocamos en nuestras propias expectativas. Cuando estamos en el plan de Dios, encontramos el proposito y la fortaleza para cumplirlo. Por lo tanto, mis hermanos, es hora de dejar de luchar en nuestras fuerzas y rendirnos ante Dios para que cumpla Su proposito en nosotros.

Dios había preparado todo

Aun desde antes de ser concebidos en el vientre de nuestras madres, Dios ya había preparado todo. Es precisamente por eso que tú estás en este lugar. Pero reconozcamos que todo lo bueno que tenemos o somos, no ha sido por nuestros méritos personales o capacidades. Sino porque Dios quiere glorificarse desde nuestra condición, ya que no tenemos nada de que jactarnos o vanagloriarnos delante de los demás.

pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor1 Corintios 1:26-31.

Todos sabemos que debemos predicar el evangelio y hacer discípulos. Sabemos que debemos dar gracias a Dios en todo, renovar la mente con la palabra de Dios. Sabemos que debemos santificarnos, porque esa es la voluntad general de Dios. Pero necesitamos saber ¿cuál es nuestro llamado? ¿Cuál es el proposito para el cual nos había traído a su iglesia?, para no ofrecernos para trabajar en otro ministerio que no fuera el que el Señor nos ha dado como proposito.

Anuncios

No para hacer mi voluntad

Jesús dijo: “he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envióJuan 6:38. Llegar a Sus pies solo fue el principio del camino, pero ahora además de conocer Su voluntad general, debemos de pedirle que nos revele el proposito específico para nuestra vida aquí en la tierra.

La razón por la que vemos a hermanos haciendo un trabajo para Él que no tienen el don, es porque no han comprendido que somos un cuerpo. Es decir que no todos somos manos, pies, ojos, boca, u oídos,. Sino que el secreto está en descubrir que parte del cuerpo de Cristo somos, para hacer nuestro trabajo con alegría y con excelencia para Dios, y para la Iglesia.

Dios puso al hombre en el huerto de Edén para que lo labrara y lo guarde. Adán tenía que conocer ese proposito y Dios le hizo saber cuál era el plan para él. Dios le hizo entender cuál es Su voluntad y esperaba que actuara conforme a eso. También le dio la libertad de hacer todo lo que quiera, pero además le puso límites, y para eso estaba este árbol de la ciencia del bien y del mal.

Todos nuestros actos tienen circunstancias

Todos debemos entender algo. Tue todos nuestros actos tienen circunstancias vinculadas con todo lo que vivimos y hoy estamos cosechando lo que sembramos. Por eso es importante conocer la voluntad de Dios para cada uno de nosotros. Porque mientras la conozca voy a saber qué soy, a dónde llegaré, y cómo Dios ha planeado todo para que cuando venga un tiempo de prueba no haya nada que me pueda apartar del proposito para el cual Dios me preparó.

Fuimos diseñados para hacer lo que Dios dijo que debíamos hacer, y lo que vamos a hacer es algo para lo cual Dios ya nos preparó. Adán y Eva hicieron que los planes de Dios cambiaran en el momento que pecaron. Por lo que debemos estar conscientes que el rumbo de nuestra vida puede cambiar a causa del pecado que cometemos, porque has pasado circunstancias en la vida que te han preparado para cumplir el proposito, y Dios no quiere que llegues a terminar tu vida en la tierra sin haberlo cumplido.

Qué triste sería que los que estamos aquí y hemos creído en Dios, sólo vivamos por vivir. Que pensemos que fue suficiente tener un hogar y unos hijos y estar muy tranquilos como vivimos. Pero no estamos para eso.

Anuncios

¿Sabías que uno de los propósitos para tu vida es que tus generaciones también cambien y reciban bendiciones?

¿Sabes que estás para romper herencias generacionales, la maldición de pobreza, de escasez, de hechicería, de idolatría en tus generaciones? ¿Conocías que eres la persona que determina el futuro en adelante? Dios te escogió para levantar una generación entera, y Dios podrá hacer un nuevo mañana dependiendo si ahora estás dispuesto a transformar tu vida.

Todos podemos cambiar para cumplir el proposito, y si permanecemos fieles a Dios Él nos prosperará. Pero debemos marcar la diferencia, y eso implica cambiar nuestra forma de vida. Solo así derribamos fortalezas y recibimos bendiciones de la mano del Señor.

La decisión no es de Dios sino nuestra, somos nosotros quienes determinamos cambiar a causa de renovar nuestra forma de pensar y de actuar, y el Señor nos ayuda. Hoy es el día para comenzar el proceso de cambio y crecimiento personal y espiritual.

Oseas “hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió. Hirió también a los filisteos hasta Gaza y sus fronteras, desde las torres de las atalayas hasta la ciudad fortificada2 Reyes 18:3-8.

Conclusión

Habla con Dios ahora, dile: Padre, hoy quiero recibir de ti cuál es tu proposito para mi vida. Hoy rindo mi voluntad a tu proposito y haré lo que tú me digas. Háblame, dirígeme, enséñame, porque estoy decidido a cumplir tu proposito aquí en la tierra. Amén.

Ahora quiero desafiarte a ti, en el nombre de Jesús, a que además de cumplir la voluntad general, si el Señor te dijo que serías un pastor, prepares una predicación. Si te dijo que serías un evangelista, ganes un alma para Cristo y que esta permanezca en la iglesia. Si te dijo que serías un maestro, prepares una lección para el pueblo primero.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Predicas Cristianas Escritas

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *