A cuentas con Dios

“Las bendiciones de Dios vienen sobre nosotros cuando nos esforzamos por cumplir sus mandamientos. A veces es difícil, pero Dios ve el esfuerzo de cada uno.” 

Predicas Cristianas

Texto Biblico:Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana Isaías 1:18

Introducción

Algo es seguro en este mundo, es que todos hemos pecado. De una u otra forma hemos hecho lo malo delante de Dios. Gracias a Él por proveernos un camino para alcanzar el perdón de esos pecados. Pero hay muchos que no han querido aceptar ese regalo de Dios. Por alguna razón no se han decidido a dar el paso más importante de sus vidas.

Dios espera pacientemente que los seres humanos demos ese paso y recibirnos en su regazo. Algunos no dan ese paso por miedo, otros porque no comprenden a cabalidad el mensaje y le dan otro sentido. Otros tal vez lo acepten pero no hecha raíz dentro de su corazón y pronto lo dejan.

Dios está lleno de amor y quiere que todos procedamos al arrepentimiento de nuestros pecados para brindarnos la vida eterna. En el día del juicio no habrá excusa de decir que no conocemos el mensaje pues por muchos medios es anunciada la palabra de Dios. Dios nos espera, el es bueno y continúa esperandonos.

Anuncios

1) Dios y el pecado (Isaías 1:15)

Sabemos que Dios no tolera el pecado. Desde que entró a la humanidad en el Huerto del Edén, Él dejó definido que no puede existir el pecado y Dios al mismo tiempo en una persona. Dios echó a Adán y Eva del huerto pues habían pecado contra Él, habían hecho aquello que les dijo no hicieran.

Otra parte de la biblia dice que la paga del pecado es muerte. Estamos pues condenados a recibir muerte por nuestro pecado. Pero este versículo en Isaías nos deja ver algo más. Dios dice que apartará de nosotros sus ojos y no nos oirá. Duro castigo nos da Dios al encontrarnos en pecado.

Cuando estamos afligidos acudimos a Dios, si estamos necesitados buscamos al Señor. Aunque no tengamos ninguna necesidad podemos extender nuestras manos y darle gloria todo el tiempo.

Pero cuando estamos en desobediencia ante Él no lo podemos hacer. Dios no oye a los pecadores. por más que extendamos nuestras oraciones, por más que intentemos buscar al Señor no le podremos encontrar si estamos en desobediencia.

Dios está disponible siempre para sus hijos, pero si uno de sus pequeños decide alejarse voluntariamente de su Padre, Él respeta la decisión se aleja también. Alguno tal vez se aleja y pretende que Dios permanezca ahí bendiciendo en todo lo que haga. Pero Dios simplemente se aleja pues no soporta el pecado.

2) Dejar la maldad (Isaías 1:16)

Aunque Dios no puede escuchar a un pecador y esconde su mirada, sigue teniendo misericordia. Dios envía mensajes para que las personas se acerquen a Él. Es más, Dios nos invita en su palabra a que dejemos de hacer lo malo.

Dios sabe lo que es bueno para cada uno. Él nos aconseja que dejemos de hacer lo malo. Sabe Dios que una vez dejamos de hacer lo malo, estamos un paso más cerca de Él. Muchas veces no es tan fácil. Hay pecados muy arraigados en las personas y son difíciles de dejar, pero para Dios no hay nada imposible. 

Anuncios

Dios nos aconseja dejar de hacer lo malo, así podemos acercarnos a Él, pues es el pecado lo que nos aleja del Señor. La mejor desición que una persona puede tomar en toda su vida es la dejar el pecado y acercarse a Dios. El Señor está siempre con los brazos abiertos, recibiendonos en su regazo y deja que nos recostamos en su pecho. 

En Dios encontramos paz, descanso. Dice su palabra que junto a aguas de reposo me pastoreará. Dios es bueno con sus hijos y nos llena de felicidad y toda bendición que venga de lo alto. Que nada nos detenga, que nada nos impida poder dejar de hacer lo malo y acercarnos al Señor de Señores. Nada vale más la pena que dejar el pecado y acercarse a Dios.

Quizá dejar el pecado signifique dejar todo aquello que hemos conocido. Tal vez toda nuestra vida se base en la maldad y en hacer lo contrario a la palabra de Dios. Y nos aterra dejar esa vida, la única vida que conocemos.

Solo tenemos la noción de que la vida en Dios es diferente pero no sabemos cómo será realmente. Por eso es que Dios se alegra tanto cuando un pecador viene a sus pies, pues está dando un gran paso de fe.

Pero hay millones de personas alrededor del mundo que dan testimonio que dejar el pecado y obedecer a Dios es la mejor decisión de sus vidas.

3) Aprendamos a hacer el bien (Isaías 1:17)

Dios nos aconseja que aprendamos a hacer el bien. Una vez hemos tomado esa desición de seguir a Dios se presentarán muchos obstaculos. Pero hay una gran diferencia, ahora contamos con la ayuda de Dios. 

Anuncios

Ya hemos dejado de hacer lo malo, pero debemos aprender ahora a hacer lo bueno delante de Dios y de los hombres. Dios nos pide que busquemos el juicio. Hay un pasaje en los evangelios, cuando Jesús viene a la casa de un recaudador de impuestos.

Este hombre no era bien visto a los ojos del pueblo, pero luego de escuchar al Maestro este hombre cambió su vida. Declara la palabra que el cambio fue radical y comenzó a decir si le debía algo a alguién se la daría cuadruplicado. 

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Predicas Biblicas.. Predicas Cristianas

Basta de quejas

Predicas Cristianas Escritas. En la actualidad son muchos los cristianos que se mueven en un desierto a causa de no querer poner los ojos en Jesús y obedecer..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *