Inicio / Predicas cristianas / La puerta que Dios no abre

La puerta que Dios no abre

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

En momentos difíciles se ha levantado y diseminado la Iglesia de Jesucristo, así como ha crecido ha dependido de hombres y mujeres que estén dispuestos a seguir las pisadas del Maestro sin claudicar, obedeciendo la Palabra y la guianza del Espíritu Santo. Es importante señalar la importancia que ha tenido la palabra Puerta para la iglesia. Por ejemplo:

Cuando Noé construyó el arca para poder entrar y ser salvos de aquel diluvio, se necesitaba entrar por una puerta y cuando ésta fue cerrada, nadie pudo abrirla.

En el Salmo 84:10 el salmista hace notorio su elección y dice: “…Escogería antes estar en la puerta de la casa de mi Dios…”

Siempre se ha dejado la puerta en la cual el hombre tenga comunión con Él. No podemos negar la omnipotencia de nuestro Dios, ya que todas las evidencias la aseguran. Pero, sí estamos convencidos que hay puertas que Dios no abre.

Anuncios

Si nos vamos al libro de los Hechos, en el Capítulo 12 y verso 6 podemos ver la forma en que Pedro estaba custodiado: entre dos soldados, sujeto con cadenas y los guardas delante de la puerta de hierro.

El verso 4 nos dice que fue entregado a 16 soldados que estaban divididos en cuatro grupos de cuatro soldados cada uno. Lo maravilloso es que para Dios todo es posible.

Podemos ver la forma sobrenatural en que un ángel del Señor se presentó en la cárcel y mientras Pedro estaba confiado en su Dios, pues dice la Biblia que estaba durmiendo, claro tenemos que señalar que la iglesia hacía oración sin cesar a Dios por él.

La Biblia dice que en el momento que el ángel del Señor tocó a Pedro, las cadenas se le cayeron de las manos y me llama la atención las instrucciones que el ángel le dijo:

  • 1) Cíñete,
  • 2) Átate las sandalias,
  • 3) Envuélvete en tu manto, y
  • 4) Sígueme.

Luego de estas órdenes pasaron la primera puerta, la segunda guardia y la puerta de hierro que daba a a la ciudad se abrió por sí misma. Para Dios no hay nada imposible. Mas sin embargo, luego de Pedro ser liberado de una forma sobrenatural, llegó a la casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban orando para que Dios hiciera algo en favor de Pedro.

Pero ahora Pedro está frente a la puerta donde estaba la iglesia orando y la puerta no se abría. La Biblia dice que él tuvo que llamar para que alguien le abriera, pues no podía abrir la puerta.

¿Dónde estaba el Dios que le quitó las cadenas, el Dios que le abrió la puerta de hierro?

Recordemos el tema: La Puerta Que Dios No Abre, no porque no pueda abrirla, sino porque hay puertas que no nos toca a nosotros abrirlas.

Anuncios

Es posible que al igual que Pedro, ya estemos libre de prisiones y de las cadenas que nos ataban; pero necesitamos llamar o abrir la puerta que podemos y que a veces no estamos dispuestos a abrirla. En el verso 14 nos dice que Rode de gozo no abrió la puerta. ¡Cuidado que la iglesia no esté imitando a Rode!

¡Cuidado que el gozo que hemos recibido, la bendición que Dios nos ha dado nos tenga paralizados frente a la puerta! Que el gozo no nos deje usar nuestras manos y hacer la acción que Dios espera que hagamos para que podamos ver la respuesta a nuestra oración y por ende darle la gloria a El.

La Biblia dice: es tiempo de actuar, para que las peticiones sean contestadas y el trabajo que como iglesia debemos hacer se haga, hay que evaluar y conocer las puertas que nos toca abrir a nosotros y comenzar a abrirlas en el nombre de Jesucristo, entendiendo que al igual que Pedro en el momento que dormía en la confianza de aceptar la voluntad de Dios, el ángel del Señor así también estará con la iglesia para libertarla, orientarla y dirigirla.

Pues Dios siempre hará su parte y aquello que no podemos hacer nosotros, si abrimos las puertas que nos toca a nosotros abrir, notaremos la diferencia.

“…He aquí estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo…”  Apocalipsis 3:20

© Benjamín Perales

Anuncios

Acerca de Benjamín Perales

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *