Ánimo Pastor

Pastor , tu iglesia es de Cristo

Amado pastor, no olvides que tú eres una herramienta y a la vez un vaso en manos del Alfarero; al mismo tiempo que Dios te está usando, te está moldeando. Tú no eres Dios, no eres el Espíritu Santo para convencer a nadie.

Eres esa preciosa herramienta en manos de un Dios todopoderoso para trabajar en su iglesia, pero no eres el dueño. El dueño es el Señor, y él ama a tu congregación más de lo que tú la amas. Él es el principal interesado en edificarla y santificarla. Así que estemos confiados en Él.

No te afanes y deposita tu vida y tu llamado en las manos del dueño de la viña. Él se hará cargo. No estoy diciendo que dejes de trabajar, sino que descanses en la soberanía del Señor y que dejes en sus manos todas esas cosas que no puedes controlar. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. (Mateo 25:21)

Amado Pastor, enfócate en siervos fieles

Amado pastor, en toda iglesia hay un remanente fiel, pequeño o grande, pero lo hay. Son aquellos que han permanecido a través de las tribulaciones. Apóyate en ellos mientras edificas también su vida.

No trates de resolver todo tú solo; busca colaborar con aquellas personas que han perseverado y que han mostrado una verdadera vida de arrepentimiento. Siembra la visión que Dios te ha dado en ellos y trabajen juntos para su reino. A estos mismos podrás delegarles ministerios, asuntos y personas. Todos juntos, como un equipo, irán por esa oveja perdida que necesita ser rescatada.

«Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.» 1 Corintios 15:58

Pastor, toma un día de descanso

Pastor, toma tu propio Sabbat, no importa cual día de la semana, pero tómalo de verdad. Desconéctate del trabajo y (se escuchará un poco insensible y hasta poco espiritual para los religiosos) desconéctate de los problemas y afanes de los demás. ¡Será solo un día! Hazlo por ti, por tu relación con Cristo y por tu amada familia. Créeme, te lo agradecerán profundamente.

Agenda bien tu semana y saca todo el provecho posible para que ese día que elijas puedas dedicárselo al Señor, a ti mismo y a tu familia.

Ten un devocional en soledad y en silencio, que Dios limpie tu mente y renueve tus fuerzas. Date un «lujo», toma tu café favorito, agarra tu mejor libro o haz una siesta. Y disfruta a tu familia, lo necesitas y lo necesitan. Salgan, coman, vean una película, jueguen y disfrútense. Recuerda pastor, estas 24 horas no serán pérdida de tiempo, sino una gran inversión. Descanza en Dios. Amén

Conclusión

La obra del Señor necesita obreros, y por ésa razón deben estar completamente sanos física y espiritualmente. Así que ánimo que Dios está con usted.

Estos consejos se aplican también a aquellos que quizás no son pastores principales, pero sirven incansablemente a su amada congregación. ¡Comparte este mensaje con un siervo de Dios con quien estés profundamente agradecido!

Bendiciones.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca Julio Torres

Nacido en hogar cristiano, me gusta estudiar la biblia y predicar el evangelio de Jesucristo.

También Revise

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Amar la vida con sinceridad

Mensajes Cristianos - Mentir es una de las tentaciones más comunes con las que nos podemos enfrentar día con día. ¿Cuántas veces mentimos por quedar bien con alguien más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *